sustentable
Imagen: Bigstock

La sustentabilidad es una tendencia que cada vez más es adoptada por las marcas para, generar pautas comerciales que atraigan al consumidor.

Hay estimados que advierten sobre las compañías más sustentables en el mundo. Tenemos casos como el de Hansen Holding, Kering y Neste Corporation que encabezan este listado elaborado por Corporate Knights.

Al margen de estos listados, la sustentabilidad es un concepto sobre el que se tienen que desarrollar pautas cada vez más relevantes en el mercado y prueba de ello es la polémica que ha generado los recientes lanzamientos de hamburguesas vegetarianas por parte de cadenas como Burger King y Carl’s.

La estrategia de sustentabilidad es adecuada cuando realmente se sigue el principio de ejercer un conjunto de acciones que tienen un menor impacto ambiental.

Para lograr una exitosa estrategia de este tipo, se tienen que adoptar los principios de ecosistema de marca, es decir, todo lo que rodea a un producto y lo hace valioso ante el consumidor.

Partamos del ejemplo de qué hace distinta a una marca de agua simple sobre otra. De entrada, la categoría de agua embotellada es una de las más competidas en el mercado.

El ecosistema de marca es la serie de elementos que logran hacer diferente a este producto y que va desde el tipo de botella en la que se almacena el líquido, hasta el proceso de purificación que sigue y el origen que tiene, pues puede tratarse de agua recolectada de un manantial, agua de lluvia o agua que ha sido procesada a través de filtros orgánicos.

Lo que importa en un ecosistema de marca es el concepto del producto y la coherencia. Si buscas que tu marca sea sustentable, primero debes plantearte cuál es el ecosistema que hay en tu producto.

Cuando Tide lanzó una línea totalmente sustentable de detergentes, la estrategia no vaciló. La fórmula química de sus detergentes era biodegradable. La fábrica en que se producía el producto se alimentaba en parte de energías sustentables, el envase de los detergentes era bidegradable y la distribución del producto seguía una logística especial para llevar al mínimo los índices contaminantes de estos vehículos.

El ecosistema de marca es una compleja estructura a partir de la cual se desarrollan los valores de una marca.

Pensemos en grandes compañías como Apple, una de sus mayores promesas ha sido el diseño y para lograrlo se ha hecho de una serie de procesos que logran aprovechar al máximo el diseño con que cuentan sus productos, tal como lo hemos visto con el iPhone, al ser reciclado por Liam, un robot que recicla cada uno de sus componentes al ser capaz de descomponerlo hasta dejar solo piezas.

Ahí la estrategia hace sentido con la tecnología e innovación, al crear un robot que logra desarmar un iPhone para reciclar sus piezas. Se cumple con la promesa de innovación y la estrategia de diseño donde cada producto logra ser funcional entre si y con servicios así como robots creados para desarmar estos dispositivos y reciclarlos.

A detalle.

Dentro del mercado de lujo la importancia de la sustentabilidad y ética por parte de las acciones que emprenden las marcas solo a veces es importante para el 47 por ciento de los consumidores millennials encuestados, seguido de un 30 por ciento quien dijo que siempre es importante, contra un 17 por ciento que aseguró que rara vez ocurre esto.

Cotton Incorporated encontró que en la India, México, Italia, Alemania y China la sustentabilidad es sumamente importante en la decisión de compra de una prenda.

Estimados de Europanel y Unilever advierten que el porcentaje de consumidores que dijeron sentirse mejor cuando compraban productos sustentables fue de 88 por ciento en la India y 78 por ciento en Estados Unidos.