La estrategia de Apple para superar en número de suscriptores a Spotify

Apple Music registró a febrero de este año 28 millones de suscriptores en Estados Unidos, cantidad superior a los 26 millones que reportó Spotify

Apple Music
Imagen de Bigstock

El streaming ha generado una ardua competencia en los sectores de audio y video a nivel global; sin embargo, diversos reportes de prensa sostienen que en Estados Unidos la batalla es más dura. Datos de Rain News así como de RIAA indican que durante 2018 los ingresos por streaming de música se registraron en tres sectores, 2 mil 550 millones de dólares correspondieron al pago por suscripción, en tanto que 369 fueron del ad- supported on -demand; mientras que 528 millones se debieron al digital and customized radio.

En tanto, desde Nielsen se dice que el porcentaje de consumidores de streaming vía audio en el vecino país del norte estuvo dominado por la gente de tez negra, con un 52 por ciento; mientras que los hispanos significaron el 45 por ciento y la gente de tez blanca un 40 por ciento.

A su vez, desde Morning Consulting se refiere que como parte de los atributos que los consumidores toman en cuenta para hacerse de este tipo de servicios se encuentra la variedad de música disponible con un 80 por ciento, en tanto, con el mismo porcentaje se encuentra el precio bajo.

De igual forma, la disponibilidad de poder conectarse con distintos dispositivos cuenta con el 69 por ciento, seguido de una interface limpia con el 66 por ciento, mientras que la habilidad de combinar la música del cliente con el servicio de librería de la plataforma tiene el 63 por ciento de las preferencias.

Competencia feroz.

Bajo este contexto, desde los medios se dio a conocer que Apple Music es la plataforma que lidera este rubro, por encima de Spotify; información de The Wall Street Journal refiere que la herramienta de la gigante de Cupertino contabilizó más de 28 millones de suscriptores hasta febrero, por su parte, la plataforma sueca registró 26 millones.

Se tratan de cifras que contemplan el total de la región y únicamente a los suscriptores de pago, es decir, no fueron contados aquellos que tienen pruebas gratuitas o cuentan con el servicio, pero deben escuchar anuncios promocionales después de un número determinado de canciones.

De tal modo que el repunte de Apple Music se debe a que para acceder a su servicio es obligatorio pagar, mientras que con Spotify no es así; sin embargo, en caso de que se contemplara el número de usuarios totales, la plataforma sueca superaría a la de Cupertino fácilmente.

Atractivo.

Daniel Ek, cofundador de Spotify, en declaraciones para la prensa señaló que mantener las opciones gratuitas se vuelve clave para poder eliminar el atractivo de la piratería y para que en el futuro cada usuario se convierta en un suscriptor de pago convencido del valor extra de los planes mensuales.

Y es que, la marca europea ha sabido mantener contentos a quienes no tienen contratado el servicio premium, no solo eso, también la firma ha sacado provecho de los anuncios, ya que desde el año pasado es posible que los usuarios los salten, lo cual alimenta el algoritmo de aprendizaje de la plataforma para comprender los gustos y preferencias de quienes las usan.

A nivel mundial, Spotify se encuentra en una mejor posición que Apple Music, a finales del año pasado, las compañías registraron 96 y poco más de 50 millones de suscriptores de pago respectivamente.

Estrategia.

Para que Apple Music lograra posicionarse como la líder del sector en Estados Unidos, la firma de la manzana recurrió a una estrategia enfocada en aumentar los ingresos mediante la venta de servicios a través de sus dispositivos, un cambio de filosofía significativo, ya que antes la prioridad era la venta de hardware.

Asimismo, la firma encontró un área de oportunidad en los videojuegos con el cual busca incursionar a través de Apple Arcade, una plataforma que saldrá en otoño de este año y que ofrecerá más de 100 juegos exclusivos vía streaming.

No todo el brillo es oro.

A pesar del crecimiento actual, no se espera que el negocio de la música en tiempo real sea redituable para la empresa, según especialistas de RBC Capital Markets, “los costos asociados al pago de sellos, editores y artistas significan que el servicio tiene un margen bruto de, aproximadamente, 15 por ciento, el más bajo de todos los servicios de Apple”.

Asimismo, librar la batalla contra la piratería no será sencillo derivado de que cerca del 53 por ciento de los usuarios de internet de entre 16 y 24 años de edad admitieron acceder a la música a través de una infracción de derechos de autor durante 2017.

En tanto, la participación del mercado de la música digital no siempre se corresponde directamente con el valor del mercado digital. Y es que el valor de las descargas individuales con música digital en 2017 ascendió a 490.4 millones de dólares, lo que marcó una caída en el valor de 678.5 millones en el año de referencia.

Por su parte, el valor de las ventas de álbumes digitales también se redujo de 668.5 millones en 2017 a 499.7 millones para 2018.