La era de los interminables comerciales de TV está llegando a su fin

Los usuarios de servicios de televisión por streaming pueden estar haciendo un gran servicio a la humanidad sin saberlo. 

Gracias a que se está generalizando la costumbre de ver programas sin comerciales en servicios como Netflix, las grandes compañías mediáticas estadounidenses como Time Warner, 21st Century Fox o Viacom están empezando a reducir el número de comerciales que emiten. La era de los comerciales interminables podría estar llegando a su fin.

Detrás de la nueva estrategia de estas compañías está un esfuerzo por apelar a una audiencia más joven, acostumbrada a no tener que ver comerciales en lo absoluto, además de una preocupación de los publicistas y anunciantes de que sus mensajes estén siendo ignorados en medio de la saturación de comerciales en la televisión.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, Time Warner (dueña de los canales TBS, TNT y CNN) planea cortar su cuota de comerciales a la mitad para los programas emitidos en horario Prime Time a partir del próximo año, según anunció el director de operaciones de la compañía, Jeff Bewkes. Al tiempo, Viacom ya recortó la cantidad de minutos dedicados a comerciales en todas sus cadenas, incluyendo Comedy Central y MTV.

Incluso el director de investigación de Time Warner, Howard Shimmel admitió en una entrevista con la agencia que “sabemos que uno de los beneficios de un ecosistema como Netflix es que no hay publicidad. Los consumidores están siendo entrenados para saber que hay lugares a los que pueden acudir para evitar la publicidad”.

En la lógica de las cadenas, emitir menos comerciales hará que aquellos que sí se transmitan sean más memorables y tengan mayor valor para sus anunciantes, con lo cual las cadenas podrán cobrar más caros sus espacios.

Durante años, las cadenas han ido metiendo más y más comerciales para compensar la caída en ingresos por publicidad causada por menores índices de rating. Algunas como el canal estadounidense TBS de Time Warner incluso han utilizado tecnología de compresión para acelerar los programas y las películas de manera que haya más espacio par meter más comerciales, según una investigación del Wall Street Journal.

De acuerdo con Nielsen, desde el año 2009, el tiempo promedio de cortes comerciales en televisión por cable ha aumentado de 14 minutos con 27 segundos a 15 minutos con 38 segundos cada hora.