La definición de ‘fácil’ calificada como machista y que la RAE se niega a cambiar

RAE-facil-machista
Imagen: RAE

Las palabras son muy poderosas, tienen el potencial de provocar sentimientos, sensaciones, remitir recuerdos, fomentar acciones o pensamientos. Por eso su significado y las acepciones que son permitidas son de suma importancia. Tanto, que pueden generar polémica. Como es el caso con el adjetivo ‘fácil’ cuya definición por parte de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) ha desatado mucha polémica.

De acuerdo con el diccionario de la RAE, el adjetivo ‘fácil’ se puede definir como:

Que no requiere gran esfuerzo, habilidad o capacidad. / Dicho de un suceso: Bastante probable. Es fácil que venga hoy / Que se adapta con flexibilidad a las circunstancias / Dicho de una persona: Accesible en el trato / Dicho especialmente de una mujer: Que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales / Dicho de una persona: Que con ligereza se deja llevar del parecer de otra.

El asunto es que la acepción de “mujer que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales” ha despertado la inconformidad de muchos usuarios en Twitter que se quejaron calificándola como ‘vergonzosa’ y ‘sorprendente’, según dan cuenta varios medios españoles.

La polémica se manifestó principalmente en Twitter, donde algunas personas cuestionaron la postura de la RAE y señalaron que mantener la defunción demuestra que es una “institución misógina, machista y miserable”.

Al respecto, la RAE argumenta que “es obligación del dicc. (Diccionario) registrar las voces o expresiones que usan o han usado los hablantes y pueden aparecer en textos escritos en español”.

De acuerdo con un vocero de la Academia, citado por Europa Press, la RAE “mantendrá la línea de no censurar el diccionario”. No obstante, acota recordando que el diccionario “siempre es revisable” y, por lo tanto, no está descartado revisar la definición de ‘fácil’ e incluir una marca explicativa.

La Academia tiene un argumento válido, el lenguaje muchas veces se ha adaptado a los contextos sociales en los que es adoptado pero, por más que se logren aceptaciones como ‘cantinflear’ o ‘gentes’ no necesariamente esto quiere decir que sea lo correcto. Especialmente con adjetivos que pueden ser hirientes y subjetivos’ que promuevan de alguna manera practica y hábitos que, desde hace tiempo se buscan sacar de contextos donde tienen mayor impacto en la sociedad como la publicidad o contenidos de entretenimiento.

Al final, la palabras, sus significados, así como sus modismos y acepciones son clave en muchos sectores, no sólo en la mercadotecnia, en buscadores de internet o plataformas sociales, todo se encuentra u oculta dependiendo de los campos semánticos con los que esté relacionado.

En el caso de palabras o conceptos que fomentan comportamientos que hoy son polémicos se siguen viendo, ejemplo de ello es la campaña contra el grito ‘puto’ que se escucha en los estadios de futbol mexicano o el anuncio de Netflix en Colombia en el que una modelo y actriz porno en un tono sexy y sugerente le pide al público “no darla fácil”, en referencia a la contraseña del servicio de streaming.