“La Dama de Rosa” la presentadora de noticias de Corea del Norte fue despedida por Kim Jong-un

Imagen extraída de Twitter
  • La Dama de Rosa fue obligada a retirarse de la televisión para dar paso a jóvenes presentadoras

  • La decisión la tomó el líder norcoreano Kim Jong-un

  • Ri Chun-hee vive una vida de lujos en la capital de Corea del Norte

El líder del régimen de Corea del Norte, Kim Jong-un decidió terminar con una era de las comunicaciones en aquel país derivado de la salida de la cara más reconocible de la televisión estatal, Ri Chun-hee, mejor conocida como La Dama de Rosa.

De acuerdo con reportes de prensa, la decisión de Kim Jong-un se debe a sus deseos de que sea una mujer más joven, linda y glamorosa quien esté al frente de las cámaras. La actual presentadora, de 75 años, fue el rostro del canal KCTV durante décadas, además de que le puso voz a los mayores anuncios de propaganda de Corea del Norte.

Momento de fama.

Chun-hee cobró fama por ser quien anunciara la muerte de los “líderes supremos” Kim II-sung en 1994 y Kim Jong-il durante 2011; en ambas ocasiones el llanto acompañaría a la noticia; además de ello, se trataba del personaje que emitía crudas críticas contra Corea del Sur, Estados Unidos, así como todo Occidente.

A pesar de todo este recorrido, refiere Infobae, el líder norcoreano se cansó de ella; como una medida de modernizar el sistema de comunicaciones del país, la primera orden de Jong-un fue echar a la “Dama de Rosa”.

Para su reemplazo, sostiene The Sun, el dictador pretende una imagen más joven para ese lugar. El apodo de la presentadora se adoptó porque usualmente se le veía en la pantalla con un traje rosa tradicional Hanbok.

Ri Chun-hee estaba jubilada desde 2012 pero volvía en reiteradas ocasiones como titular del principal noticiero en la televisión solo para eventos especiales. Un informe publicado por The Guardian durante 2009 indicó que la presentadora de noticias vive rodeada de lujos en Pyongyang con su esposo, hijos y nietos.

Las caras nuevas en la televisión norcoreana ya comenzaron a verse. Esto despertó sospechas en un principio para luego confirmarse que la mujer había sido obligada a abandonar su espacio en los medios propagandísticos.