Para un niño quizá no haya una preocupación o tristeza más grande que perder un peluche, más cuando este lo ha acompañado por largo tiempo. Esta fue la idea que corrió por la cabeza del usuario de Facebook Mitch Rubin quien utilizó la red social para contar la historia de “Lost Kitty”, viejo peluche que se perdió en el Aeropuerto Internacional Bradley en Connecticut.

El perfil personal de Rubin parece haber sido tomado por el juguete afelpado, mismo que narra su triste historia y la necesidad de encontrar a su dueño.

De esta manera, la primera publicación al respecto apareció el pasado 24 de julio en la que el peculiar peluche pide ayuda a los usuarios de Facebook mencionando que luego de caer y separarse de su dueño, padece amnesia “así que no recuerdo mi nombre, el nombre de mi familia, o el de mi pequeño amigo… este agradable tipo Mitch me encontró en el aeropuerto internacional bradley en hartford connecticut esta mañana a las 7:09 am”, justo fuera de la terminal de American Airlines.

Así mismo refirió que estar muy triste por lo que pidió al “mundo de Facebook “si me reconoce, por favor, ayudarme a encontrar a mi familia… si no me reconoces, por favor, comparte con tus amigos en Facebook y espero que a través de tu esfuerzo de red podré reunirme con mi familia y mi pequeño amigo… mi nuevo amigo Mitch dice que puedo quedarme con él hasta que mi familia sea encontrada…”.

La peculiar publicación suma al momento más de 14 mil reacciones, habido compartida 127 mil veces y ha generado 19 mil comentarios a través de los cuales diversos usuarios ha indicado su ubicación para hacerle saber al “Gatitito Perdido” en que ciudades y condados de Estados Unidos se ha hecho saber su historia.

A este post secundaron otra tantos más en los que tanto “el buen amigo Mitch” como el peluche agradecen por las muestras de cariño alrededor del peculiar tema. En una de ellas, “Lost Kitty” informa que su historia ha trascendido fronteras; personas de Alemania , Japón, Chile, Bélgica, Australia, Canadá, Corea y muchos más se han sumado a la causa.

Con “nuevos amigos”, el peluche perdido incluso se ha dado tiempo para comentar con nueva audiencia la experiencia de comer una pizza de Little Caesars, con lo ahora reconoce algunas de las ventajas de estar perdido.

EL poder del storytellig y la gran lección para tu marca

La conmovedora historia de este gatito de peluche perdido es un caso de éxito en términos de storytelling. La narración no sólo logró conmover a su audiencia, sino que consiguió llevarlos realizar una acción.

Más de un elemento marcan el éxito de dicha improvisada ejecución. EN principio, se trata de un relato que apuesta por las emociones, el cual al ser contado en primera persona por “Lost Kitty” crea un vinculo de mayor cercanía. De yagual manera, es claro con el objetivo del mensaje, petición que antes que pelear con el relato mismo, es capaz de ser parte y aportar a la historia.

Por último elige un canal adecuado que se sabe aprovechar tanto en términos de alcance como de segmentación, mediante la continuidad de la historia.

Estas son algunas de las lecciones que las marcas deben aprender de esta banal pero significativa carta, más aun si consideramos lo necesario que resulta en tiempos actuales entender y atender con exactitud las aristas del storytelling.

Recordemos que tal y como indican desde OneSpot, el 92 por ciento de consumidores busca a marcas que presenten una historia al momento de lanzar sus productos, ya que sienten mayor conexión con ellas. De hecho, de acuerdo con Headstream, cuando una historia contada por una marca logra ser relevante para el target, el 55 por ciento de los consumidores considera comprar algún producto de la firma en el futuro, mientras que el 15 por ciento realiza la conversión de manera inmediata.