• La venta de bebidas es una de las principales categorías con las que cuenta Oxxo, para poder establecer acciones de valor en el mercado.

  • Las tiendas de conveniencia han sido una de las categorías del retail, que han podido permanecer abiertas durante esta contingencia.

  • El consumo de bebidas alcohólicas ha sido uno de los hábitos de consumo que más han llamado la atención en medio de la contingencia.

El consumo de alcohol y la regulación en su venta ha sido un tema que ha dado una serie de lecciones de negocios a todas las empresas que se dedican a su comercialización y que en México ha implicado a cerveceras, tiendas de retail y plataformas de comercio electrónico (Liverpool desapareció la categoría de bebidas alcohólicas de su tienda en línea).

Dentro de México diversas localidades han decretado ley seca, al considerarse que las bebidas alcohólicas no son esenciales para el consumo y determinando con ello una serie de acciones como compras de pánico, que se han llevado a cabo, pues el consumo de estos productos se ha motivado por la contingencia que se vive.

Oxxo y su inventario limitado de cerveza

Información compartida por Femsa en la conferencia con motivo de los primeros resultados financieros de este 202,0 advirtieron que su cadena de tiendas Oxxo tiene un lánguido inventario y en algunas tiendas ya no se cuenta el producto.

La información compartida por Juan Fonseca, director de relación con inversionistas, reconoció como un problema el abasto de cerveza en sus tiendas Oxxo y destacó que fue gracias a la distribución de último momento de Modelo y Heineken, es que se contó con cerveza antes de que pararan la producción de la bebida.

La información que ha sido reportada por El Financiero, advierte que en dichos de Fonseca, Oxxo tiene un inventario estimado para surtir cerveza los próximos 10 días.

El consumo de cerveza en contingencia

La cerveza ha sido uno de los tantos productos que han causado polémica durante esta contingencia, porque al ser considerado como no esencial, las restricciones en su producción impactaron no solo a las marcas que las comercializan, también al retail que la vende y al consumidor que es fan de este producto.

Esta medida se hizo popular con marcas como Heineken, que tuvo que parar la producción de sus cervezas, debido a restricciones hechas por el gobierno federal.

Marcas como Corona reconvirtieron sus fábricas para poder envasar agua potable en sus envases de cerveza y distribuirla en medio de la contingencia que se está viviendo en estos momentos.

Las tiendas de conveniencia en medio de la contingencia

Oxxo y otras tiendas de conveniencia basan la mayor parte de sus ingresos en la venta de bebidas y las de categoría alcohólica es una muy popular en estas tiendas.

Un inventario que se queda sin estas bebidas es un problema muy grande para esta categoría del retail, pues hace cuestionar su operación en un momento en que la contingencia no está para tomarse las cosas en broma.

Esto nos recuerda los hábitos de los consumidores y la oportunidad que han encontrado en el diseño de estrategias que logren ser destacables cada vez más, por la operación con la que cuentan.

Reconversión, estrategia ganadora

Diversas marcas dedicadas a la venta de bebidas alcohólicas encontraron en la reconversión de sus fábricas, una oportunidad para generar acciones de impacto social en medio de la contingencia que se vive por el COVID-19.

Como es de esperarse en medios e estas acciones, marcas como Bacardí convirtieron sus destiladoras en fábricas para producir gel desinfectante, uno de los productos más populares durante esta contingencia, mientras que marcas como Corona se dieron a la tarea de reconvertir sus fábricas para envasar agua potable y distribuirlo durante los momentos que estamos viviendo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299