Juego de manos es de villanos… millonarios

Juego de manos es de villanos... millonarios

Para cualquier individuo, la violencia sin duda es algo malo, bien lo dice el refrán, juego de manos es de villanos, el cual destaca que es de “mal gusto” el llevarse de forma pesada con otros, el interactuar a golpes o de forma violenta es un comportamiento poco aceptado en la sociedad por obvias razones.

No obstante, existe un selecto grupo de personas que se pueden valer de la violencia y aún así recibir el apoyo y cariño de la gente, hablamos de los atletas que practican los deportes de contacto. En ellos esta regla no aplica del todo cuando se trata de practicar su profesión, en lugar de recibir el rechazo de la gente al ejercer la violencia lo que reciben son millones de dólares, literalmente.

Tomando como un primer ejemplo tenemos el caso del boxeo, en este deporte figuras como Floyd Mayweather o Saúl “El Canelo” Álvarez han logrado colocarse entre los deportistas mejor pagados por soltar golpes. Datos de Statista revelan que entre 2017 y 2018, Floyd “Money” Mayweather percibió ingresos por 275 millones de dólares más 10 millones extra por patrocinios (y eso que solo se subió una vez al ring).  En el caso de “El Canelo” Álvarez sólo cabe mencionar que, tal como lo destaca Forbes , se convirtió en la estrella del pay-per-view mejor pagada del boxeo tras el retiro de Mayweather. En su última pelea contra Gennady Golovkin el mexicano se echó al bolsillo la nada despreciable cantidad de 42 millones de dólares por la pelea.

Otro caso de “villanos” ganando millones gracias a los golpes se tiene en el mundo de las artes marciales mixtas, particularmente en la UFC. En este espacio destaca el nombre de Conor McGregor, un peleador irlandés que al igual que Mayweather, también alcanzó lugar en el top de los atletas mejor pagados entre 2017 y 2018. Sus ganancias durante el periodo fueron de 85 millones de dólares más 14 millones extra por patrocinios. Con esa suma “The Notorius MMA” se colocó por encima de reconocidos nombres como Neymar, LeBron James, Roger Federer y Stephen Curry.

La razón de las importantes sumas que logran acumular estos individuos  puede que se encuentre detrás de sus nombres, si bien Mayweather, “El Canelo”  o Conor McGregor logran millones por pelear, el resto de los practicantes de este deporte no tienen tantas posibilidades de aspirar a los mismos ingresos cada que se enfrentan, según lo detalla Business Insider, solo 19 de 21 mil peleadores logran generar millones. De acuerdo con los datos referidos por el medio, el resto de los deportistas en este mundo aspiran a un salario que va de entre 300 a 3 mil libras (387 a 3 mil 786 dólares) por pelea y debido a ellos muchos tienen que tomar otros trabajos como taxistas, albañiles, pintores u obreros para vivir el día a día.

Las ganancias, patrocinios y números que logra atraer un deportista tiene que ver con su nombre, ni siquiera esos 19 mencionados arriba obtienen los mismos ingresos, retomando el caso de Mayweather y McGregor, cuando estos dos se enfrentaron la diferencia de ganancias fue importante, según lo destaca el periódico inglés The National, Floyd se llevó 300 millones mientras que McGregor solo 100 millones gracias a una negociación que, aunque pueda parecer difícil de comprender, fue justa para ambas partes debido al contexto en el que se encuentran, uno es un boxeador invicto que gana al menos 10 millones por pelea mientras el otro es un peleador de artes marciales mixtas (un deporte donde no hay tanto dinero), que a lo mucho logra hacer 4 millones.

Con estos ejemplos es más fácil comprender porqué este tipo de violencia resulta lucrativa, por qué ahora el juego de manos es de millonarios y no de villanos. Y así como ocurre en el boxeo o en las artes marciales mixtas, hay más deportes de contacto donde los participantes pueden volverse millonarios.