Johnson & Johnson deberá pagar 72 mdd por caso de muerte relacionada con uso de talco

Johnson & Johnson, la mayor farmacéutica del mundo, deberá pagar 72 millones por concepto de daños a la familia de una mujer que murió por cáncer de ovario. Los familiares aseguran que fue el uso talco lo que le originó la enfermedad. 

Un jurado de St. Louis, Missouri determinó que la compañía no advirtió a los consumidores sobre los pontenciales daños que el producto puede causar, pese a que la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer ya había hecho señalamientos al respecto en el año 1999.

Según informó Reuters, esta es la primera vez que un jurado estadounidense finca responsabilidades económicas a causa de este tipo de reclamaciones. Johnson & Johnson actualmente enfrenta cientos de casos en los que se le acusa de no advertir a los consumidores de que el talco puede causar cáncer, con tal de incrementar sus ventas.

En este caso en concreto, la difunta Jacqueline Fox dijo que utilizó talco para bebés y talco secante “shower to shower” como productos de higiene femenina por más de 35 años antes de ser diagnosticada con cáncer de ovario, y morir tres años después, a la edad de 62 años.

El abogado de la familia Fox, Jere Beasly, dijo que Johnson & Johnson “sabía desde los años 80 del riesgo” y aún así “mintió al público, y a las agencias reguladoras”.

Por su parte, la vocera de la compañía, Carol Goodrich, dijo que “no tenemos ninguna responsabilidad más grande que la salud y la seguridad de los consumidores, y nos decepciona el resultado del juicio. Simpatizamos con la familia demandante, pero creemos firmemente que la seguridad de nuestro talco cosmético está respaldada por décadas de evidencia científica”.

Ya en 2013, un jurado federal del estado de South Dakota determinó que el  uso del talco de bebé de Johnson & Johnson por parte de Deane Berg, fue un factor que contribuyó al desarrollo de su cáncer de ovario. Sin embargo, la corte no obligó a la compañía a pagar compensación económica alguna.

El fallo ha generado cierta polémica, ya que, como asegura el diario británico The Telegraph, “la mayoría de los experto en cáncer creen que no hay pruebas del vínculo” entre el uso de talco y el desarrollo de la enfermedad, y “expertos legales han señalado que los demandantes enfrentarían condiciones más difíciles al tratar de convencer a un juez inglés de que el talco fue la causa directa del cáncer”.

Antes de la década de los 70, era común encontrar fibras de asbesto en el talco, pero desde entonces todos los productos que contienen talco o polvo de talco están obligados por ley a estar libres de asbesto, señala el rotativo.

La familia de Fox, señala Bloomberg, utilizó como argumento un estudio gubernamental que señalaba que el talco causa cáncer en ratas, del cual afirman que Johnson & Johnson tenía conocimiento, y en lugar de informar al público, estableció una estrategia de defensa para prevenir que el gobierno regulara su uso.

De acuerdo con la agencia, el talco de bebé es un mercado con valor de 18.8 millones de dólares, sólo en Estados Unidos, y según Statista, el 19 por ciento de los hogares estadounidenses utilizan la marca Johnson & Johnson.

El caso de Fox sienta un importante precedente legal para la marca que al día de hoy enfrenta más de mil demandas por la misma causa en el país vecino, en donde más de 20 mil mujeres son diagnosticadas con cáncer de ovario cada año.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.