CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Investigación: Reformulación del turismo

Si bien el turismo de México ya empieza a darl algunas señales de modesta recuperación, es difícil que pueda volver ahora a la “normalidad”.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En marzo, el WTTC estimaba que la pandemia pondría en riesgo 1.7 millones de empleos turísticos en México, la sexta cifra más alta del mundo. Y en mayo, Statista calculaba una pérdida anual de 1.6 billones de pesos mexicanos por consumo local y extranjero en el sector. Hoy la situación es mejor. Para septiembre, Expedia apuntaba que México ya era su segundo destino turístico más importante de América Latina. Pre-pandemia, estaba entre el séptimo y octavo lugar.

María Jesús López, Directora de Ventas & Marketing de Banyan Tree Mayakoba

No es coincidencia, considerando la apuesta de muchos jugadores. María Jesús López, directora de Ventas & Marketing de Banyan Tree Mayakoba, apunta que la crisis “ha sido un aprendizaje que nos ha ayudado a mejorar, sobre todo a nivel digital”.

También hay que agradecer, en especial en casos específicos como Guanajuato, a la intervención de gobierno. El secretario de turismo del estado, Juan José Álvarez Brunel, señala que el mercado local está despegando con resultados muy alentadores gracias a “una sólida estrategia que contempló paquetes económicos, acciones de promoción y capacitación”.


“Ya desde agosto vemos una recuperación en tendencias digitales. Las personas están buscando ofertas, opciones, descuentos y flexibilidad en pasajes y paquetes. Hay luz al final del túnel”.

Iván Marchant, Vicepresidente de Ventas de Comscore México


 

Pero lo interesante no es que el turismo de México esté despuntando. Tarde o temprano, la industria iba a reconfigurarse y renacer de las cenizas de la pandemia. Lo interesante es la herencia permanente que dejará la COVID-19

“Secuelas” del virus

De acuerdo con Carlos Olivos, director de Comunicación de Airbnb para América Latina de Habla Hispana, los nuevos hábitos han modificado las experiencias turísticas. Por ejemplo, el home office y la educación remota permiten mezclar viajes con las obligaciones diarias.

Asimismo, si bien acepta que el turismo internacional sufrirá un poco más, sí cree que “las personas utilizarán los viajes locales para reconectar con familia y amigos de manera segura y controlada”.

Está cambiando tanto el contexto como los factores específicos que motivan el turismo. Pero eso no es todo. Según Iván Marchant, vicepresidente de Ventas de Comscore México, también surgen nuevas prioridades que afectan la percepción de valor hacia las marcas.

A su parecer, en México y a nivel global, “la flexibilidad será muy valorada. El cómo aerolíneas, agencias de viajes y otros agentes lidiarán con los clientes que, por enfermedad u otra razón, no puedan viajar. Ya sea bajando los costos de cambiar u ofreciendo seguros para sus compras que les permitan lidiar con imprevistos”.

Igual que en muchas otras industrias, la pandemia parece haber acelerado la adopción de un modelo de negocio consumer-centric en el sector turismo. Y, junto con las nuevas motivaciones y necesidades de la audiencia a raíz de la pandemia, ésta tendencia será la que tenga el mayor peso para el éxito de la industria en 2021 y más allá.

Otros artículos exclusivos para suscriptores