Instagram hizo cambios para Shopping que las marcas están obligadas a capitalizar

Instagram-stories-preguntas-Insta
Imagen: Bigstock

No es un secreto que el mundo se vuelca cada vez más al entorno digital, año con año vemos cómo la inversión en marketing digital se incrementa; mucho tiene que ver la evolución tecnológica y los cambios en los hábitos de consumo. Y, si tenemos que hablar de una plataforma que se ha sabido adaptar, esa debe ser Instagram.

Sin duda, la app de compartir fotos y videos se ha convertido en una de las plataformas sociales más populares. Actualmente ya superó los mil millones de usuarios activos mensuales y, según datos de Verto Analytics, las personas están presentes un promedio 206 minutos al mes en la plataforma.

Este crecimiento ha motivado a que Facebook quiera explotar al máximo el potencial mercadológico de Instagram y son dos sus principales apuestas: la publicidad digital -que este año representará ingresos por más de 266 mil millones de dólares a nivel mundial, según datos de Statista-; y el comercio electrónico -que se espera que mantenga una tasa de crecimiento anual del 10.8 por ciento hasta 2022, lo que representaría alcanzar un volumen de mercado de 2.46 trillones de dólares-.

Para ello, la red social ha implementado diversos cambios encaminados a estimular ambas actividades en su plataforma, los más recientes están dirigidas a hacer más fácil para los usuarios realizar compras desde Stories.

En concreto son dos cambios. Está expandiendo Shopping in Stories, función que comenzó a probar en junio pasado y que el lunes fue lanzada en 46 países para que los usuarios puedan obtener información de algún producto cuando sigan las Stories de las marcas que sigan.

El segundo cambio es Explore, que ofrecerá a los usuarios un feed personalizado definido por Instagram como un “canal dedicado a las compras de las marcas que sigues y las marcas que te gusten”.

Estos cambios seguramente son parte de las pruebas que está realizando antes de lanzar su app independiente que serviría exclusivamente para comprar e interactuar con las marcas y, cuyo objetivo sería potenciarla como IGTV. Un movimiento que a firmas como a Google y Amazon podría incomodarles mucho.