Las fiestas decimbrinas son sin duda una de las épocas del año con mayor color, sentimiento y alegría. En esta euforia por reunirse con los seres queridos y recibir un nuevo año, el consumo interno es uno de los más beneficiados.

Tan sólo durante el año pasado dentro del mercado mexicano, las celebraciones de fin de año generaron una derrama económica cercana a los 424 mil 931 millones de pesos, cantidad 2 por ciento superior a lo registrado en la misma temporada durante 2015, según cifras de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

Aunque es innegable la gran oportunidad que se abre para las marcas de la mayoría de las categorías, la realidad es que conectar de manera efectiva con el consumidor resulta una tarea titánica durante estas festividades.

La actividad de las empresas en los diversos medios de comunicación, el interés de los consumidores por temas particulares relacionados con las celebración así como los días de asueto que son propios de esta temporada generan un entorno en el que conseguir y retener la atención e interés de los públicos meta es sumamente complicado.

En este sentido, es vital reconocer los rasgos que caracterizan al consumidor en esta época del año, con la intención de diseñar acciones de comunicación, promocionales y de mercadotecnia que se adaptan a sus particulares interese.

En este sentido, compartimos una infografía que concentra algunos de los datos más relevantes para entender al consumidor decembrino dentro del mercado mexicano: