Infografía: Lo que los mercadólogos deben saber sobre el Licensing

Imagen: Bigstock

Se entiende por licensing como el método para atraer a más clientes a una marca, mediante la adquisición de licencias que permitan al producto incorporar características nuevas, los cuales benefician a la compañía que quiere los derechos.

Las compañías y agencias que negocian un contrato, lo suelen hacer por un tiempo limitado, para ciertas áreas geográficas, y por cierto monto de regalías. Según Statista, el licensing es tan efectivo que aumenta las ventas por sí mismo de cualquier producto en un 35 por ciento.

Walt Disney es actualmente la compañía que más licencias otorga en el mundo y la que más ganancias obtiene por ello, ya que sus ingresos por licensing ascienden a 56 mil 600 millones de dólares al año, ya que sin mencionar su catálogo de juguetes, caricaturas y películas, tiene entre sus filas a marcas vigentes como Marvel, ESPN, Pixar, ABC y sus Walt Disney Studios.

En teoría, las licencias las puede obtener cualquier marca o persona, no obstante, ésta debe ser firmemente apoyada por los directivos o propietarios de la marca y apoyada con entusiasmo desde sus departamentos de marketing. Para ello, se es necesario confirmar la viabilidad de la concesión de licencia.

Además, existen agencias convencionales que manejan licencias, por lo que la compra de derechos de un producto requiere de un plan que divida ingresos, estrategias de contenido, un proyecto de marketing digital, y los porcentajes de pago en dinero por publicidad. Naturalmente, la mayor parte del trabajo recae en una agencia, no obstante, gran parte de los servicios requieren ser subcontratados, como la investigación de mercado, lo cual hace pensar que el licensing no es para todos, o bien, requiere de un amplio dominio del marketing y del mercado de ciertos productos.