Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Ante la inflación, marcas no solo bajan precios, buscan otras vías: NielsenIQ

Ante el aumento de la inflación, las marcas optaron por bajar sus precios y ofrecer ofertas para seguir conquistando al consumidor; sin embargo, existen otras vías basadas en la comunicación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El incremento de la inflación ha llevado a la transformación del consumidor.

  • Con los nuevos intereses y pérdida de poder adquisitivo, las marcas realizan acciones para mitigar el impacto.

  • Más allá de los precios, hay otras vías con las cuales pueden captar la atención de los consumidores a pesar de la pérdida de poder adquisitivo.

Con la llegada de la pandemia por la Covid-19, la economía mundial tuvo una gran recesión, pero en 2021 con la llegada de la vacuna pareciera que la situación volvió a la normalidad; sin embargo, la crisis se alargó y para noviembre de 2021, la inflación alcanzó 7.73 por ciento en México y para mayo de 2022 se situó en 7.28 por ciento. A pesar de que el Gobierno está implementando medidas para detener sus impactos, la alza de precios es evidente y la pérdida de poder adquisitivo también. Ante los hechos, las marcas optaron por bajar sus precios y ofrecer ofertas para seguir conquistando al consumidor; sin embargo, existen otras vías basadas en la comunicación, apunta Yanira Reyes, Costumbre Success Market Leader en NielsenIQ.

Con el aumento de la inflación se altera el funcionamiento de los mercados e impacta directamente el bienestar financiero de las personas. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Codusef), la inflación impacta negativamente en la alza de precios desde canasta básica a energéticos; pérdida de poder adquisitivo, es decir, el dinero comienza a perder su valor y hay afectaciones en la capacidad de ahorro, y por ende, de inversión.

En la primera quincena de abril de 2022, la inflación anual alcanzó un 7.72 por ciento, una tasa no vista desde hace más de dos décadas. Hasta febrero de este año, el 60 por ciento de la inflación se explicó por la contribución de alimentos en 34 por ciento y en servicios 16 por ciento, indica un análisis de la Centro de Estudios del Sector Privado (CEESP).

En ese contexto, los consumidores mexicanos han revaluado sus gastos, priorizan sus gastos y han transformado sus hábitos de compra. Sin duda alguna, la inflación provocó una desaceleración notable en el consumo, lo que ocasiono que los mexicanos vigilen sus gastos y tengan prioridades en su estilo de vida, apunta el estudio global de NielsenIQ, Consumer Outlook 2022.

Los consumidores confían más su presupuesto y realizan tácticas para administrar su gasto. “Para muchos consumidores aún no existe un contexto claro de la situación pandemia y su impacto, por lo que la mayoría de los mexicanos (91 por ciento) permanecen a la expectativa y siguen siendo cautelosos con sus compras”, dijo el estudio global de NielsenIQ.

A decir de Yanira Reyes, Costumer Success Market Leader en NielsenIQ, las familias mexicanas no tienen el poder adquisitivo y salen a hacer sus compras únicamente del día para poder satisfacer sus necesidades inmediatas y las de su familia.

“Hay menos posibilidad de comprar estas despensas amenos en el 60 por ciento de los mexicanos”, puntualizó.

 

Acciones de las marcas frente a la inflación no solo se guían a la baja de precios, hay oportunidades en la forma de comunicar

Desde la perspectiva de Yanira Reyes, Costumer Succes Market Leader en NielsenIQ, el panorama de consumo masivo en México es uno de los más complicados y las marcas están logrando enfrentar la situación no solo adoptando medidas de baja de precios para competir en el mercado y beneficiar a las familias mexicanas, sino que mediante la comunicación están ofreciendo ofertas de valor.

Comunicar los beneficios de los productos: “hoy mas que nunca el tema de la salud se ha vuelto una prioridad, pero a raíz de la pandemia ha sido algo en el top of mind del consumidor mexicano (…) tanto en salud física como en salud mental”, puntualizó Yanira Reyes.

Y es que el 63 por ciento aseguró que para mejorar su salud y condición física realizará ejercicio, 44 por ciento dijo que llevará una dieta balanceada, mientras que el 12 por ciento pondrá sus esfuerzos en dejar de fumar, indica el estudio “Mexican Consumer, Shoppers and Retail realizado por Kantar World Panel.

En ese contexto, las marcas están aprovechando para comunicarles a los consumidores los beneficios relacionados con la salud y por medio de mensajes están logrando impulsar la compra. Ello, a pesar del incremento de precios.

Acciones y discurso sobre sustentabilidad: para la especialista de NielsenIQ, las marcas están guiando su preocupación hacia el reciclaje, reducción de plásticos, energías renovables y todo lo que tiene que ver con el medio ambiente.

En los últimos dos años los consumidores viraron hacia la búsqueda de productos con precios más accesibles (41 por ciento), productos sustentables o ambables con el medio ambiente (38 por ciento) y por aquellas marcas que ayudaron a los consumidores durante la pandemia (33 por ciento), así lo indica un estudio de Nielsen IQ.

La tendencia por la sustentabilidad impacta a la mayoría de las generaciones, desde las más jóvenes hasta las más viejas, por ejemplo, los baby boomers, entre el 50 por ciento y el 60 por ciento están dispuestos a pagar más por los productos que se guían por dichas acciones de forma congruente.

Empatía local: las marcas están adoptando diferentes modos de comunicarse y apostar por los mercados locales y adaptarse a ofrecer a productos asequibles atraen a los consumidores.

“Hoy más que nunca las estrategias de marcas son demasiado retadoras pero hay avenidas interesantes de crecimiento para las marcas y fabricantes de México. Hay marcas que a pesar del contexto están logrando crecer los economías”, concluyó.

No obstante, el comportamiento del consumidor no cambiara si la inflación continua creciendo, es decir, se tendrá presente el pensamiento de ahorro para enfrentar las condiciones y seguirán en la búsqueda de promociones como nunca. La comunicación de las marcas se debe de fortalecer porque hoy más que nunca la oferta de valor definirá la lealtad del consumidor.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores