Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Industria tecnológica: acciones para librar efectos de crisis económicas

La lucha de la industria tecnológica por asegurar el suministro de piezas es un reto de todos los días y esa experiencia les ha permitido anticiparse a las crisis económicas.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

  • La industria tecnológica ha tenido un gran crecimiento pese a las crisis económicas ocasionadas por la Covid-19 y el conflicto Rusia-Ucrania.

  • El sector se enfrenta a la inflación y detención de la cadena de suministros.

  • Las decisiones alineadas con las acciones del gobierno e informadas; además de un equipo motivado le ha permitido a la industria anticiparse.

 

Las crisis económicas ocasionadas por la Covid-19 y el conflicto Rusia-Ucrania han generado gran incertidumbre en la industria tecnológica respecto a la inflación, escasez de insumos y materiales debido al incremento estrepitoso de la demanda de dispositivos inteligentes, electrodomésticos, entre otros más, que son utilizados como herramientas para facilitar las tareas y brindar entretenimiento en el hogar. Por ello, la industria tuvo un gran crecimiento, pero también tuvo que implementar acciones para librar los efectos de las crisis económicas.

Durante la pandemia por Covid-19, la inflación en México para noviembre de 2021 llegó a 7.37 por ciento, una de las mayores cifras registradas de 2021. De acuerdo con el Dr. Pablo Cotler, investigador del Departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana (Ibero) fue una manifestación de la contracción de la oferta, y al mismo tiempo, por la necesidad de gasta una vez que las personas empezaron a sentirse seguras de la Covid-19.

Cabe destacar que los consumidores mexicanos no dejaron de estar preocupados por su salud al visitar las tiendas físicas, 59 por ciento de los mexicanos se sintieron preocupados y el 31 por siento de los consumidores tuvo miedo a contagiarse al realizar sus compras. Así, según el Índice de Preocupación del estudio “Pulso del consumidor” ubicó a México detrás de Brasil, Malasia, Chile, Tailandia y Portugal.

Además de la inflación hubo escasez de insumos, en particular de semiconductores o chips debido a la demanda tecnológica. Datos de la Secretaria de Economía señalan que, las importaciones mexicanas de semiconductores escalaron desde 14 mil 847 millones de dólares (mmd) en 2011 hasta llegar a un máximo de 24 mil 66 millones en 2019.

La detención de las cadenas de suministro fue un fuerte llamado a la industria tecnológica a evolucionar a ver nuevas maneras de operación, distribución y abastecimiento para no dejar de abastecer la demanda.

“Un buen surtimiento, un buen producto y un buen volumen hizo entregarles a nuestros distribuidores una buena producción, y por ende, una buena oferta de entrega de unidades”, comentó en exclusiva Jorge Vallejo, Presidente y CEO de Mitsubishi Motors México respecto a los retos de la productividad en plena pandemia y con las crisis económicas imperantes.

El conflicto Rusia-Ucrania llegó a agravar la condición de la inflación, ya que creció al 7.55 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y aunque el conflicto militar entre los países pareciera lejano, la realidad es que está impactando en los precios del petróleo, gas y en el sector de la agricultura, y en el incremento del precio de las canasta básica.

 

Acciones de la industria tecnológica para librar los efectos de crisis económicas

Para dimensionar el crecimiento que tuvo la industria tecnológica a nivel mundial basta con observar el aumento de los ingresos de Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft. De acuerdo con información de Statista, en 2020 Amazon registro el mayor aumento de la facturación, casi un 40 por ciento comparado con 2020 y Google y Facebook casi demostraron inmunidad ante la pandemia por el coronavirus.

La situación en México no es menor, pero hay que tomar en cuenta que la columna vertebral de la economía mexicana se encuentra en las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) que, según BBVA, son responsables del 72 por ciento de los empleos. Además, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), aseguran que hay más de 4 millones de PyMEs en el país, que aportan alrededor del 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) anual.

Teniendo en cuenta el contexto, Luis Manuel Rodríguez, CEO de Master Electrónicos, recomendó como empresa dedicada a la tecnología tener una relación con proveedores y gobierno cumpliendo las normativas y cambios constantes, ya que eso definirá la estabilidad de los negocios.

“Con una experiencia en el mercado de 34 años en la industria tecnológica, hemos podido observar la importancia de estar alineados a las exigencias del sector, gobierno e industria, toda vez que las nuevas generaciones de consumidores, así como la evolución de la tecnología y las redes sociales cada vez están jugando papeles más relevantes para el sustento de los negocios en el país”, dijo en entrevista exclusiva con Merca 2.0.

Asimismo, durante las crisis económicas, la evolución ha jugado un papel fundamental, así como la información y los cambios que suceden en el sector.

Una gran enseñanza de la pandemia fue la necesidad de los negocios de virar hacia la omnicanalidad con el objetivo de no perder clientes, tener distintos puntos de contacto y sobre todo atender las nuevas exigencias.

“Nos vimos en la necesidad de robustecer nuestros canales digitales, para mantener la venta física por un tiempo, además de reajustar procesos alineados a las normativas de sana distancia en beneficio de la salud y seguridad de nuestros clientes y personal, creando protocolos internos que diera certidumbre a nuestro talento de estar en un lugar seguro para el desempeño de sus actividades”, comentó el CEO de Master Electrónicos.

Para Rodríguez, la inflación y la escasez de insumos fue un gran reto; no obstante, los sistemas internos y su capacidad de actuación permitieron dar continuidad al abasto de los productos en los puntos de venta y manteniendo la estabilidad en la cadena de suministro.

Desde la perspectiva de la tecnología automotriz, el tema del colapso de los esquemas logísticos o la falta de abastecimiento pueden generar paros de producción y retrasos económicos; sin embargo, “sortear cada uno de los retos que se van enfrentando (es la solución): si hay un desabasto intentar conseguirlo por otros medios o carriles o hablar directamente con nuestra casa matriz para levantar la mano y tener más productos,  y si es un tema de contenedores pues eficiente nuestros procesos locales o internos, si es un tema de retrasos portuarios buscar la opción de a lo mejor surtir con producto que tengamos en el país para poder entregar y ser más ágiles”, dijo Jorge Vallejo, Presidente y CEO de Mitsubishi Motors México.

Aunque la Covid-19 y el conflicto bélico entre Rusia-Ucrania han generado incertidumbre en los mercados internacionales, las decisiones alineadas y estratégicas de los negocios de la industria tecnológica  pueden traer grandes beneficios para no dejar a los consumidores sin los productos demandados. La lucha de la industria tecnológica por asegurar el suministro de piezas es un reto de todos los días y esa experiencia, a decir del CEO de Master Electrónicos, le ha permitido a la industria anticiparse a las crisis económicas de estos tiempos.

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores