Inditex deja casi por completo su producción en LATAM para enfocarse en Asia

Zara
Imagen: Bigstock
  • Inditex es dueña de marcas como Zara, Pull&Bear y Bershka

  • En 2018 reportó ingresos por 18 mil 424 millones de dólares

  • Sin embargo, se enfrenta a un mercado cada vez más apretado por lo que debe eficientar gastos

La empresa española Inditex es una de las gigantes del apparel retail, sin embargo, lo competitivo del mercado la está motivando a reorganizar su estructura de negocios y, dentro de los cambios que más han destacado, es la elección de los países donde se producen sus prendas.

En concreto, la firma dueña de marcas como Zara, Pull&Bear y Bershka está dejando casi por completo su producción en Latinoamérica y, en cambio, hay una notoria mayor participación por parte del mercado asiático.

Números contundentes

De acuerdo con datos de Expansión, el giro es muy significativo pues Inditex sólo cuenta con fabricantes latinoamericanos en Brasil y Argentina, territorios donde ha reducido un 96 y 55 por ciento respectivamente su actividad de negocios en cuanto a producción de productos.

En cambio, este espacio lo están ganando sus socios en Asia, particularmente en China, Camboya y Bangladés, países donde se ha registrado un incremento significativo de proveedores.

Según refiere el medio, esto responde a una estrategia que Inditex ha estado implementando de manera gradual desde 2006, en la que su cadena de fabricación basada en clusters (integrados por proveedores, fabricantes, sindicatos, asociaciones empresariales y compradores internacionales) ha pasado por una recomposición.

Así, su modelo de producción se ha transformado en los últimos años; pasó del 80 por ciento distribuido en cinco países (Portugal, Marruecos, Turquía, India y Bangladés) durante en 2010, a repartirse el 96 por ciento en 12 naciones, en su composición actual.

Lo interesante es que, en este proceso de expansión y diversificación, la compañía española ha determinado disminuir considerablemente su producción en Brasil y Argentina, que actualmente representan menos del 1 por ciento de manera conjunta. En cambio, Asia ha crecido enormemente, hoy en día China representa el 40 por ciento, Camboya 43 por ciento y Bangladés el 35 por ciento.

Una razón de negocio

Inditex es uno de los gigantes del apparel, el año pasado reportó ingresos por más de 29 mil 136 millones de dólares, esto motivado en gran parte por Zara, que es una de las marcas de moda mejor valuadas (18 mil 424 mdd), sólo detrás de Nike (32 mil 421 mdd), de acuerdo con Brand Finance.

De hecho, esta marca representa el 69 por ciento de sus ventas, superando ampliamente a otras del grupo como Bershka, Massimo Dutti, Pull&Bear, Stradivarius, Oysho y Uterqüe.

Sin embargo, a la firma española le ha costado mantener el ritmo de crecimiento en ventas, ejemplo de ello lo que reportó durante el primer trimestre del año, en el que creció 3 por ciento, sensiblemente por debajo del 9 por ciento en 2017, el 12 por ciento del 2016 o el 15 por ciento del 2015. Esto ha hecho notorio que cada vez se le cueste más superarse a sí misma y seguir enamorando al mercado.

En ese sentido va el que modifique su sistema de producción en los últimos años, buscando ser más rentable. Por un lado, en Argentina se consideró en su momento un mercado hiperinflacionario, según reportó e julio pasado el sitio Infobae, mientras que en Brasil enfrentó conflictos por las políticas laborales en los talleres con los que tenía negocios.

Aunado a estos factores, Inditex busca con el movimiento de sus producción, una mayor proximidad a sus sedes y centros logísticos, algo que se reflejaría en una mayor eficiencia en costos y tiempos.