Hombre usa vestido para ir a trabajar, lo contó Twitter y así reaccionan los empleados que han leído su historia

Los códigos de vestimenta se han convertido en importantes documentos que en muchas industrias han provocado fuertes polémicas.

Los códigos de vestimenta se han convertido en importantes documentos que en muchas industrias han provocado fuertes polémicas.

Se trata de lineamientos impuestos por las empresas con la que buscan generar identificación de su marca a través de los empleados con que cuentan.

Los empleados, vistos desde la óptica de la mercadotecnia, asumen la figura de embajadores de marca, por lo que su imagen personal es clave en la percepción con que se cuenta de determinadas empresas.

Esto nos lleva a observar lo que ocurrió con Joey Barge, quien acudió al trabajo en shorts debido a las altas temperaturas que se están registrando en diversas regiones de Europa.

El hecho lo comenzó a documentar a través de su cuenta de Twitter, desde su intensión de llegar a su lugar de trabajo vistiendo shorts, hasta el momento en que al ser rechazado por su vestimenta, tal como lo cuenta en su crónica fotográfica, se volvió a presentar pero ahora vistiendo un vestido de su mamá.

Así fue su crónica a través de su cuenta de Twitter:

Este hecho ha generado todo tipo de reacciones en redes sociales como las que mostramos a continuación:

Esta no es la primera vez que surge una polémica por el código de vestimenta de una empresa. En lugares como Silicon Valley son impensables, sin embargo, tal como lo reportamos en 2016, todavía se utilizan en gran parte del mundo, a pesar de generar diversos inconvenientes entre los empleados.

En esa ocasión el código de una empresa llevó a una mujer a denunciar los problemas sufridos debido al dress code del restaurante donde trabaja. La denuncia en cuestión fue publicada por la usuaria Nicola Gavins en su perfil de Facebook, esto después de que una de sus amigas le compartiera una fotografía de cómo terminan sus pies después de una jornada ordinaria de trabaja, durante la cual se ve forzada a utilizar tacones.

La reacción de Nicola Gavins fue criticar directamente el código de vestimenta de la cadena de restaurantes Joey, el cual calificó de “sexista y arcaico”.

En 2017, la información que comenzó a trascender dentro de Reino Unido fue que el código de vestimenta que obligue a las mujeres a usar tacones, vestimenta ceñida o corta o maquillarse, podría ser motivo de sanción, si es aprobada la propuesta realizada por dos comités de la Cámara de los Comunes en el Parlamento de Reino Unido.

Este tipo de exigencias por parte de los códigos de vestimenta en las empresas, han sido denunciadas por organizaciones como Fawcett Society, desde donde señalan que ha recibido denuncias de compañías que piden a sus empleadas esta ‘sexys’ en el lugar de trabajo. Una situación que supondría entonces que la empresa negocia con los cuerpos de sus empleadas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299