H&M se publicita con los graffitis de un artista y luego lo demanda por vandalismo

H&M es una de las marcas que han definido el mercado de fashion retail, logrando establecer un mercado que se ha aliado del fast fashion, con lo que ha logrado alcanzar un valor de marca de 15 mil 510 millones de dólares dentro de las marcas de apparel a nivel mundial, según un estimado de Brand Finance publicado en 2016.

Sin embargo, este no ha sido el año de la compañía, pues parece que les urge una asesoría previo a implementar acciones, pues en enero fue acusada de racista debido a una sudadera con una frase muy peculiar, que portaba un niño afroamericano.

“Coolest monkey in the jungle” (El mono más genial de la selva) se puede leer en el frente de la sudadera portada por el pequeño.

Ahora, se ha generado un boicot en su contra y a favor del artista Revok, quien envió a H&M una carta de cese y desistimiento luego de que apareciera uno de sus murales en un anuncio de la línea de equipos de entrenamiento New Routine de la marca.

En la carta, Revok solicitó respeto a sus derechos como autor del graffiti, pues no le pareció buena idea que su arte apareciera en una publicidad de la compañía.

En respuesta, H&M presentó una demanda federal solicitando al tribunal que declare que el artista no tenía derechos de autor, pues su mural fue creado ilegalmente, como la mayoría de los graffitis.

Es decir, la marca afirmó que los graffitis son en realidad vandalismo, literalmente de la siguiente forma:

El derecho a la protección de derechos de autor es un privilegio bajo la ley federal que no se extiende a las obras creadas ilegalmente

Entonces, varios artistas se sumaron a la iniciativa contra la marca, incluso Kaws, un artista de graffiti mundialmente conocido, que se convirtió en superestrella del diseño de tenis (que tiene una colaboración con el competidor de H&M, Uniqlo). Este personaje dibujó una lápida que dice “RIP H&M” y la publicó en Instagram. 

H&M confirmó la querella en sus redes sociales, bajo la postura de respetar los derechos de los artistas y de escuchar la opinión de sus consumidores.

Finalmente, desistieron de la demanda y buscan la paz con el artista.

“Apreciamos su preocupación/preguntas respecto a la demanda. Confirmamos, abandonamos la demanda y continuamos con la búsqueda de contactar al artista para encontrar una solución. Es importante para nosotros que sepas que escuchamos, hemos actuado y respetamos a los artistas y sus derechos”

Sin embargo, el daño ya está hecho, la marca cada vez es más relacionada con escándalos, aunque recordemos que no existe la “mala publicidad”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299