• Hermès es una de las marcas líderes en el segmento de lujo y su capacidad la ha llevado al mercado tecnológico.

  • Louis Vuitton es otra de las marcas de lujo que están probando desarrollos tecnológicos para diversificarse.

  • El mercado de lujo se ha abierto a la tecnología y la adopción ha sido en función de las demandas del mercado.

El mercado de lujo ha tenido que dejar esos estándares tradicionales de lado, donde su valor residía en los objetos artesanales y se ha tenido que expandir al mercado de tecnológico, en donde han sido innumerables los intentos de las marcas por ser relevantes en esta industria.

Una marca que ha asumido esto de manera sumamente sencilla es Louis Vuitton, que ha sorprendo con el lanzamiento al mercado de tecnología de su propio smartwatch o también con un par de audífonos inalámbricos. Ante estas acciones Hermès se ha tenido que asociar con Apple, en una de las estrategias colaborativas más grandes entre una compañía de lujo y una firma tecnológica.

Hermès por su parte, ha sido una de las firmas de lujo que más tipo de estrategias ha intentado para lograr ser relevante en el mercado, aunque no se trata de fórmulas exclusivas, pues la diversificación no solo se ha visto en el mercado tecnológico, también ha probado en segmentos como el de perfumería, uno de gran demanda a nivel mundial. Otro segmento en el que se ha diversificado ha sido el de diseño. Estas grandes marcas cuentan con propuestas que cada día sorprenden por el interés que tienen no solo en llevar su experiencia a un reloj como ha ocurrido con el Apple Watch, sino a otros segmentos como el automotriz, donde Hermès se ha convertido en un plus de los autos de alto costo.

La última estrategia de Hermès

Durante el pasado evento de Apple, Hermès se convirtió en la marca de lujo ganadora pues logró ser exhibida ante millones de usuarios de Youtube, que sintonizaron la transmisión del evento, aunado a la cobertura en redes sociales y medios, concretando con ello una estrategia de relaciones públicas ganadora.

Esto se debió al anuncio que Apple hizo, de la renovación en la colaboración que hace con Hermès con la edición especial de Apple Watch en la que trabaja la marca.

En cuanto a Louis Vuitton, esta marca ha entendido que se deben de desarrollar productos tecnológicos, pues de esta forma se logra mantener la relevancia de su marca, a través de aspectos como el que tiene que ver con la experiencia.

Ahí es donde radica la apuesta de estas marcas, en entender que la experiencia ante el consumidor debe extenderse a cada uno de sus productos, por lo que se vuelve sumamente necesario que ellos cuenten con un dispositivo como lo es un smartwatch, con el que puedan vivir la experiencia completa.

Con esto en mente, el mercado tecnológico se ha convertido en el gran aliado del mercado de moda, sobre todo porque gracias a la innovación es que se ha pensado en nuevas propuestas que se adaptan a los estilos de vida de los consumidores.

Ejemplo de ello lo hemos visto con la colaboración entre Levi’s y Google, que dio paso a la creación de una tela wearable con la que los consumidores han sido capaces de manipular dispositivos a través de sus prendas, convirtiendo a estos productos en una pauta donde el lujo tiene una gran oportunidad de trabajo, pues no tenemos que olvidar que el segmento de moda es el más fuerte que tiene para generar impacto en el mercado.

A detalle.

Dentro del mercado de lujo se han consolidado diversas marcas con base en el valor de marca con el que cuentan, el cual obedece a la tradición y heritage con el que cuentan.

El estimado proyectado por Statista con cifras de Kantar Millward Brown, Kantar Worldpanel y Bloomberg coloca a Louis Vuitton como la marca más valiosa al alcanzar los 47 mil 214 millones de dólares, seguida de Chanel, que cuenta con un valor de marca de 36 mil seis millones de dólares.

La tercera marca más valiosa dentro del mercado de lujo a nivel mundial es otra firma francesa, se trata de Hermès, con un valor de marca de 30 mil 966 millones de dólares.

loading...