Hábitos de mercadotecnia digital que debes implementar diariamente

Foto: Bigstock

En la industria de la publicidad y mercadotecnia, hay ciertos hábitos que pueden mejorar o empeorar la jornada de trabajo de los profesionales. Incluso peor, ya que, en casos extremos, pueden afectar a todos los niveles de la estrategia que se emplea para actuar de una forma correcta, aún de forma digital.

Aunque no lo parezca, la sensación de tener buenos o malos hábitos inciden en el factor comercial. Según Curalate, un equipo de marketing debe estar optimizado para actuar con base en las preferencias de los clientes y los usuarios, no por el perfil de la persona que ejecuta la acción. De acuerdo con The Muse, existen hábitos que apuntalan la relación entre hábito y confianza, los cuales permiten manejar diferentes situaciones para nivelar el trabajo.

De forma digital, existen tareas que deben ser gestionadas de manera adecuada para tener éxito esperado. Desde conseguir lograr el aumento de tráfico web hasta tener conversiones de calidad o incrementar las ventas por medio de canales como redes sociales, el responsable de marketing debe estar atento a lo que surja. Por eso, es importante contar con una rutina que se deben realizar de forma diario para mantener el control sobre nuestro trabajo.

ClaverMarketing explica los siguientes hábitos que debe tener el profesional de marketing:

1. Hacer medición de campañas digitales de forma diaria

No se puede ejecutar una campaña efectiva sin medición, ya que los datos son buenos indicativos para los profesionales del marketing digital, ya que son la base de la medición de la efectividad de una campaña. Además, en caso contrario, te dice lo que está mal y lo que se debe cambiar.

2. Ser asequible para solicitar datos

Los clientes, ya sean empresas o consumidores, se complacen en divulgar algunos datos a cambio de información o servicios. En estos días, es aceptable proporcionar información de forma gratuita a cambio de la participación social, sobre todo en canales como Facebook. De esta forma, puede aprovechar otras estrategias para pedir una dirección de correo electrónico, enviar informes o tomar un nombre de tus seguidores más leales.

3. Revisar el plan de contenidos, no ofrecer todo de forma completa 

Incluso si el producto es excelente y tiene las últimas especificaciones, además de que se adapta a las tendencias, es primordial brindar ciertos beneficios y proporcionar solución a los problemas de forma paulatina. Y este enfoque es un buen hábito: siempre hay que ajustarse para resonar con todos los clientes potenciales, en diferentes periodos de tiempo.

4. Hay que tomar en cuenta más elementos aparte de lo digital. 

Aparte de entender cómo funciona el marketing digital, tener cultura general, saber de qué se habla en canales sociales o entender las impresiones que generan ciertos temas servirá para crear contenido y fomentar el debate en torno a tu marca y la competencia. Seguramente ellos se especializan en una cosa, marcar la diferencia y mostrar más datos podría ser algo que te caracterice.

5. Tomar en cuenta diferentes tipos de contenido 

Muchas marcas no han recurrido al contenido que se hace en otras áreas, ¿qué sucede cuándo se opta por tomar elementos de otros sectores? De forma sencilla, se atrae a más público. Pero toma en cuenta que esto no quiere decir que tu marca deba perder el rumbo y realice algo contrario a lo que se enfoca.