Uno de los pilares del desarrollo y crecimiento en los países es la innovación y un entorno de negocios competitivo, entre ellos, el impulso al pequeño productor y a las pymes, ya que son de los principales motores económicos en México.

Uno de los rubros que son primordiales es el agroalimentario, uno que al cierre de este año se estima que genere divisas por alrededor de 35 mil millones de dólares, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), aunque estos provendrán de exportaciones, por lo que hay que estimular el consumo interno. A esto hay que sumar que existen pequeños productores que no tienen el potencial técnico humano para constituirse como una empresa, pero que de igual manera buscan ganar espacios en el mercado para poder distribuir sus productos. En respuesta y como parte de sus acciones de apoyo social, este año Walmart activó nuevamente su iniciativa “Pequeños Productores”, cuyo objetivo es ayudar a proyectos impulsados por gente de comunidades que viven en situación vulnerable.

Al respecto, Gisela Noble, directora de Fundación Walmart de México explica que “uno de los mayores problemas que tiene este tipo de productores es la distribución, ya que muchos de ellos no saben cómo llevarla a cabo”. Entonces, con este programa impulsado desde 2004 a través de la Fundación Walmart, se seleccionan a un grupo de pequeños productores para recibir asesoría y capacitación para desarrollar habilidades comerciales y de negocio, con la finalidad de que accedan a mercados formales.

Iniciativas como estas buscan empoderar a los pequeños agricultores y negocios a incorporarse a las cadenas de valor, por eso las grandes cadenas en el país cuentan con programas similares quebuscan integrar a este tipo de proveedores a sus procesos de compras; Soriana, Chedraui y La Comer, son algunos de ellos.

IMÁGENES