Grandes marcas y empresas multadas en el 2013

Internacional.- Que Apple haya sido nombrada como una de las mejores marcas del 2013 no quiere decir que estén libres de saltar leyes y regulaciones. Para muestra, la multa de 667.000 dólares que enfrentó por la Comisión de Comercio de Taiwán.

Más notas relacionadas:

La peor publicidad con estereotipos en el 2013
Impactante recopilación de comerciales contra conductores borrachos
Samsung vs. Apple: el saldo de la batalla legal es de $290 mdd

Acorde a las leyes taiwanesas está prohibido fijar los precios de los iPhones de contrato para las operadoras debido a que limita la competencia, y es lo que iPhone hizo, supuestamente presionando a las operadoras en cuestión, que son quienes deben fijar los precios para los consumidores.

Samsung también fue multada este año por las autoridades de Taiwán por la cifra de 341.300 dólares cuando fue comprobado que había pagado a blogueros y estudiantes para escribir comentarios negativos sobre su rival en el país: HTC. También los empleados de Samsung se vieron involucrados al ser pagados para escribir reviews negativos y destacar las fallas. A principios del 2013, Samsung también fue multado por 300.000 dólares por publicidad engañosa de la cámara del Galaxy Y Duos GT.

La FIFA también fue multada por 210.000 dólares por denuncias de problemas con los boletos para la Copa Confederaciones de Brasil 2013 que se llevó a cabo en junio, por ocho fanáticos que no tuvieron acceso a las asientos que habían comprado para el juego España-Uruguay, que tuvieron que observar el juego sentados en las escaleras del estadio o en el peor de los casos, irse a su casa.

Google fue multada por la Agencia Española de Protección de Datos por 900.000 euros, por recoger y tratar ilegalmente información personal tanto de usuarios dados de alta en sus servicios como de los que no, encontrando tres delitos contra los derechos de tratamientos de datos personales.

En México, el IFAI puso dos multas a Telcel por un total de seis millones 264 mil 165 pesos por usar los números de contactos frecuentes de una clienta para hacer gestiones de cobranza, poniéndolos al tanto del adeudo y gestionar que se cubriera mediante ellos. Telcel nunca incluye en su contrato de privacidad que pueda hacer uso de contactos personales.