Google va por Africa

Internacional.- Es evidente que Google, como toda gran empresa, va siempre por más, pero sus intereses no divergen de aquellos de la gran mayoría que aspira a una total interconexión mundial. Mientras más conexión exista entre las naciones, más oportunidades tendrán de mejorar sus niveles educacionales, de salud y de negocios. Ahora Google va por África.

De acuerdo con la información publicada en el día de ayer, por The Wall Street Journal, el gigante de la Internet pretende ayudar a financiar todo el sistema necesario para instalar las redes que se requieran para conectar a millones de personas en los países de ese continente.

Para conseguir la masificación de las redes, Google planea asociarse con las firmas locales y empresas que proveen equipamiento, además de crear un modelo para apoyar la gestión en términos económicos, porque muchos países en desarrollo tienen serios problemas para conseguir la infraestructura necesaria para la conexión masiva.

Se desconoce si existe ya algún contrato establecido, pero el sitio de noticias asegura que la compañía ha comenzado a hablar con quienes regulan los sistemas de frecuencias, en Kenia y Sudáfrica, para que estipulen nuevas reglas que les permitan convertir las conexiones en algo masivo, lo que tomaría, al menos un par de años.

Parte del plan de la compañía, incluye la construcción de nuevos micro procesadores y teléfonos inteligentes a bajo costo, para que todos tengan acceso a las redes inalámbricas. Para alcanzar los niveles de conexión esperados, Google está trabajando con un sistema de globos dirigibles, en calidad de plataformas de altura, las que involucrarían otro tipo de frecuencias.

Google también ha considerado ayudar a establecer una red basada en tecnología satelital. “No habrá solo una tecnología que sea la bala de plata” dice una fuente cercana a la empresa, indicando que se necesita más de una solución para ese mercado.

Sin lugar a dudas, conectar a más gente crea un mayor potencial de usuarios para el buscador, YouTube y todas sus otras aplicaciones, lo que significa un gran negocio para la empresa. Pero, su propia necesidad va de la mano con los requerimientos del mundo. De acuerdo a la publicación, más de la mitad del planeta no usa Internet, particularmente en países subdesarrollados.

Hace 20 años nadie habría creído que hoy podríamos utilizar a diario la Internet y llegar a preguntarnos cómo sería vivir sin ella, si algo sucediera. Pura dinámica, como el mundo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299