La exigencia de marketing por parte del mercado de moda no solo ha permitido que se construya una verdadera industria de consumo alrededor de prendas y accesorios, se trata de una fórmula que también ha logrado establecer pautas que han sido seguidas por otras industrias.

El mercado de lujo ha encontrado en la mercadotecnia una pauta clave para construir reputación de marca a través de trayectoria, exclusividad y costo de los productos.

El fast fashion ha fortalecido herramientas como la omnicanalidad y el retail, obligando al resto de las industrias a aprender de sus acciones.

Dentro de mercados como el mexicano, Statista estima que los ingresos que acumule este segmento serán de dos mil 262 millones de dólares para cuando termine 2017, de los cuales, mil 399 mdd corresponden al segmento de ropa y 591 mdd al de zapatos.

En otros mercados como el británico, Retail Week y Salesforce.com descubrieron que las marcas de retail de moda con la mejor apuesta en marketing fueron Marks & Spencer, Next y Primark.

En medio de todo este mar de marcas de moda, Giorgio Armani es una de las precursoras en lo que se lleva a cabo en la industria, no solo por la oferta de productos con que cuenta, sino la forma en que ha logrado competir con ellos en cada uno de los segmentos en los que tiene presencia.

Para profundizar aún más en el conocimiento del mercado de moda a través de una marca, un libro que ayuda a lograrlo es Giorgio Armani, una obra escrita por el mismo diseñador.

Armani es una de las referencias en el mercado de moda y dentro de Italia es una de las marcas más valiosas que ha logrado extender su nombre a categorías no solo de lujo, sino deportivas, ha entrado al mercado de decoraciones para el hogar y se ha establecido en la industria restaurantera y de bienes raíces, con gran impacto por la reputación con que cuenta.

Giorgio Armani

Giorgio Armani