Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Regulación y gentrificación; impacto económico del nómada digital

El concepto de gentrificación se encuentra estrechamente ligado con la tendencia nómada digital y al impacto económico de la periferia.

Compartir:

nómadas digitales
  • El Gobierno mexicano, la Unesco y Airbnb han llegado a un acuerdo que favorecerá al nómada digital, generando preocupación por el tema de la gentrificación.

  • En términos generales, la posibilidad de ingresar capital económico extranjero se vuelve imprescindible.

  • El efecto colateral del neocolonialismo, derivado de la llegada masiva de nómadas digitales, es el de desplazar a habitantes y comerciantes locales de una Ciudad.

El estilo de vida del nómada digital se ha vuelto una de las aspiraciones más grandes de gran parte de la población mundial. Esto se debe a que muchos consideran que esta opción se ha romantizado y, aunque dentro del esquema de trabajo remoto resulta una oportunidad inmejorable, provoca algunos efectos colaterales en los países en donde se reside.

A este efecto se le conoce por el término “gentrificación”. La gentrificación responde al efecto en el cual las clases medias de un territorio determinado comienzan a ser desplazadas por personas con un nivel socioeconómico más elevado, reduciendo su rango adquisitivo. Este fenómeno impacta directamente a las zonas urbanas; no obstante, no afecta a los centros tanto como a las periferias. En gran medida, se debe a la accesibilidad de los transportes públicos y recae en espacios con valor arquitectónico y patrimonial.

Nómada digital y la gentrificación

Muchos, significativamente no han sido capaces de distinguir entre el turismo y la gentrificación. El primero responde a una necesidad de todo país para ingresar capital extranjero, el segundo tiene como bandera el neocolonialismo, y su efecto es mayormente negativo, señalando un desequilibrio económico y desestabiliza las clases sociales locales.

El objeto intrínseco del nómada digital es el de un trabajador que tiene el capital financiero para vivir cómodamente, trabajando remotamente en un país distinto. Sin embargo, el efecto negativo se da cuando muchas personas con esta capacidad adquisitiva llegan a un mismo destino, a una zona en específico. En ese momento, el efecto natural del comercio es el de encarecer los productos y las rentas de los locales.

Por ello, familias tradicionales originarias de un espacio poco a poco son desplazadas. Del mismo modo, puestos de comida y negocios familiares comienzan a aumentar sus precios y a pagar más en renta por ocupación, obligándolos progresivamente a ceder sus espacios a nuevos dueños que respondan a estas nuevas necesidades.

Por mencionar algo, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estima que, dentro de la Ciudad de México habitan al menos 9 millones 209 mil 944 habitantes, por lo que en un caso extremo, una ciudad que comienza a ser desplazada busca adecuarse a las necesidades de estos nuevos habitantes.

Impacto económico

La postura del Gobierno de la Ciudad de México, comandado por Claudia Sheinbaum, parece posicionarse de manera contraria a la voluntad de gran parte de la población. Por ello, buscaría posicionarse como el lugar ideal para los trabajadores remotos en el mundo.

El sitio Forbes explica a través de Jason Lugo, vicepresidente de Mercado en América de SiteMinder, que muchos países han manejado la visa de “viajero residente” en algún país. En México, según lo que señala, esto podría adaptarse a la categoría de solvencia económica.

Uno de los problemas más graves es que no sólo la población de la ciudad comienza a ser desplazada, sino que son pocos los mexicanos, latinos e hispanos que cuentan con la misma accesibilidad para trabajar remotamente. Según un estudio de ABrotherAbroad, actualmente hay cerca de 35 millones de nómadas digitales en el mundo. No obstante, es destacable que sólo un 10 por ciento de esta población se identifica como latinoamericanos-hispanos. El resto, en su mayoría, es de ascendencia europea.

Con el objetivo de experimentar las posibilidades del trabajo remoto, el Gobierno de la CDMX, la Unesco y Airbnb anunciaron un plan de trabajo para llevar a cabo esta “utopía digital”. Nathalie Desplas, secretaria de turismo, compartió que de los 35 millones de nómadas digitales, cerca de 15.5 se hallan en Estados Unidos. La proyección de este mercado en México ingresaría entre mil 400 millones de dólares anuales y 3 mil 729 millones de dólares dependiendo de las condiciones.

Aunado a ello, la plataforma Airbnb compartió que cerca del 60 por ciento de los viajeros en México buscan radicar por tiempo indefinido, con el objetivo de trabajar remotamente.

Pese a esto, testimonios de la comunidad digital en México han podido leerse en torno a este tema. Algunos señalan que la inclusión de este acuerdo afectaría principalmente a quienes ya han tenido la posibilidad de rentar en colonias como la Condesa o la Roma, las cuales cada vez son más caras e inaccesibles incluso para niveles socioeconómicos de rango mediano-alto en México.

De igual manera, no sólo habría que resolver el problema del desalojo en unidades habitacionales, sino también en los negocios. Los dueños de las propiedades comienzan a cambiar el modelo de renta anual por uno de renta mensual a precios mucho más elevados.

Este es otro ejemplo de negocios que han desaparecido y se han convertido en espacios “renovados” con un concepto distinto:

Lo que se pide a gritos por la población de la ciudad es que el Gobierno pueda solucionar y regular a estos negocios, con el objetivo de no desestabilizar la economía de los habitantes en favor de un crecimiento económico acelerado.

 

 

 

Ahora lee:

El avión presidencial y el gasto operativo de la Sedena

México cierra trimestre como el país con menor impacto inflacionario en energía

Pagos inclusivos, la tendencia fuera de la bancarización en México

Sólo 4 de cada 10 mexicanos ahorra de manera formal; sólo 5% en AFORE

Otros artículos exclusivos para suscriptores