x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Gen XXY: Los multitask pisotean la educación focus

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Por Paco Santamaría y Anaí Aguilar

Anaí Y. Estoy en el super, he cruzado sólo 3 pasillos, y me retumban dos palabras, dos apellidos que todas las marcas quieren adoptar: bio y orgánico. Esta tendencia va más marcada en mi generación, la tuya ¿la acepta, la ignora o la hace suya?

Paco X. No tengo ni las más remota idea de la diferencia entre orgánico y bio. Son demasiadas opciones para mí como cuando vas a un Starbucks, que te ofrecen para un café más de diez opciones. Cuando me agarran de malas, les digo sólo para joder que quiero un café americano solo y chico…y me preguntan: “con espacio para leche”. Ja! Son demasiadas opciones para mí. Yo no nací tan multitask, apenas y puedo concentrarme en qué quiero para mi vida jajaja. Que no me pregunten más si lo quiero alto con leche de soya, light o entera. Mucha información. Yo como decía Armani, menos es más.

Anai Y. Yo si soy multitask…de hecho me encanta. El tener mi día lleno de actividades y pendientes todos a la misma vez me emociona, es una buena inyección de adrenalina. Cada vez pensamos en más opciones, más alternativas, decisiones más complejas: coches, celulares, marcas, antros, fiestas, computadoras, todo ahora es más. Ni modo Paco, es parte de a estrategia de mercadotecnia, hacernos creer que existe una personalización disfrazada dentro de una diversificación de masas, y funciona. Pensar en solamente en blanco o negro es completamente arcaico.

Paco X. Para mí y los míos el ser multitask era como una enfermedad, nos pedían y exigían estar enfocados, me apagaban la tele para estudiar y hacer la tarea, sin música; sólo el libro y yo. ¡Qué aburrido! El ser sintético, apegado y controlable, era sinónimo de estar integrado. Igual por eso lo rebelde, outsider. No era una tragedia nuestra vida pero eso sí, el enfoque era cosa importante. Ayer estaba con un amigo que me decía: Nos educaron bien, con valores, pero nos volvieron medio idiotas, aletargados e ingenuos…nos hace falta más malicia.

Anaí Y. Hoy es una habilidad que se necesita para sobrevivir en el mundo personal y profesional. Pero también nos acerca a la falta de atención, a creernos personas súper poderosas con un ego que dice “todo-lo-puedo-hacer” y creer que todo lo hacemos bien. ¿Falso o verdadero? Mmmh, no sé, pero toda la infraestructura tecnológica que se ha propuesto va muy de la mano con esta onda de ser multitask; así es como funcionamos: domingo a las 9:00 pm, redactando un ensayo de 10 cuartillas en Word, Internet Explorer con 6 pestañas abiertas donde se asoman Wikipedia, Facebook, Twitter, algunos sitios de información, la cartelera del cine (porque sabes que vas a terminar pronto, por lo menos así lo crees, y en vez de ser una esperanza ya es una afirmación) y finalmente tres pop-up de messenger exigiendo tu atención con el parpadeo naranja. Aparte, estás en el teléfono con tu mejor amiga, repasando las mejores notas del fin de semana y Cerati de fondo. El trabajo se imprime, se entrega, y la calificación es 10. ¿Necesito más enfoque? No, entre más cosas, mejores resultados.

Paco X. Too much information para mí. Basta! Lo que me pasa a mí y a muchos como yo es que pasamos demasiado tiempo intentando decodificar la información que nos envían todos los días, y mientras, dejamos de vivir. Ya a estas alturas de mi vida, lo que hago es recoger los pedacitos de mi vida y tratar de organizar el gran rompecabezas y contestar la gran pregunta: ¿Cuál es la felicidad para mí? ¿Qué es lo que realmente quiero? Te firmo que muchos de mi generación no podrían contestar a esas sencillas dos preguntas. Es más fácil de lo que parece, pero me da la impresión que alguien o algo se pasó toreándome toda mi vida, distrayéndome y mientras dejé pasar cosas importantes. Por eso es que no pierdo el tiempo en saber la diferencia entre bio y orgánico, tengo cosas más importantes que resolver en mi cabeza.

Anaí Y. Ja! Como enfocarte en no perder tus llaves, tu cartera, tu celular y la cabeza. ¿Ahora entiendes todas las consecuencias de tu educación de “enfoque”?

Paco X. Ahora me doy cuenta. No soy multitask, soy disperso, que es como una forma primaria del multitask.

Anaí Y. Jaja….más que primaria, primitiva!

Sobre los autores…

Paco Santamaría (especialista en youth marketing) tiene 36 años y es sagitario. Estudió comunicación y un posgrado en producción audiovisual en Madrid, España. Ha sido telefonista en atención a clientes, entrenador y facilitador, consultor, maestro, analista, gerente, director, vendedor, documentalista, productor, periodista, bar tender, mesero, copy, mercadólogo, freelance, investigador, RP y empresario. Es un sibarita de tiempo completo y un soñador.

Anaí Aguilar tiene 19 años y es virgo. Estudia creación y desarrollo de empresas. Su crecimiento personal empezó hace cinco años como niñera, su crecimiento espiritual hace dos años con clases de yoga, su crecimiento profesional hace tres años en una empresa de advertising, y su crecimiento intelectual hace un año en la universidad. Hoy, es una soñadora pero activista, que cree en la energía positiva de la gente.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

3 hacks para detonar tu Creatividad Empresarial

Cuando se habla de temas de creatividad, usualmente se hace referencia a los publicistas, copys o en general a los profesionales de la industria creativa o naranja. Sin embargo, la creatividad vive en todos y se puede utilizar en cualquier esquema. Además, este mes de abril, es el mes del niño y qué mejor momento para hablar de creatividad que este.