Gen XXY: Conversaciones con una fashionista de hueso colorado

Por Paco Santamaría y Anaí Aguilar

Paco X. Estoy frente a una mujer intensa, plena de vida y vivaracha. Con ojos soñadores, pispiretos como diría mi abuela. Me dice qué debo pedir de una amplia carta del restaurante sinaloense Maviri. Mientras tanto me da cátedra de tendencias de moda, salen ideas de su cabeza como mariposas. Como soy disperso, intento pedir lo mejor y aprender de moda. Es Priscila López Barón, fundadora de Lebelshowroom. Y hoy Anaí, vamos a hacer un Mctrio.

Anaí Y. Muchos, como tú y yo, escuchamos a diario la palabra moda en revistas, en fiestas, en la tele, en todos lados; y creo que siempre adjudicamos esta palabra a la ropa y a las famosas tendencias fashion, error. A mí me gustaría saber un poco más de lo que las revistas me dan, donde la gente se ensucia las manos por esto tan stylish, que se hace llamar moda.

Pris. Tienes razón Anaí, error pensar que la moda es tan sólo ropa. La moda esta por todos lados y no precisamente sólo en revistas. De hecho las tendencias que vemos en los productos de cualquier categoría son tan sólo un reflejo y la punta del iceberg de una revolución o hervidero de acontecimientos sociales, políticos y económicos. La moda es el reflejo del malestar social, un arte y también una necesidad humana de renovación. Sin moda no existiría evolución continúa de las artes, diseño, inclusive las tendencias sociales cambian y eso repercute en todas sus manifestaciones. También podemos ver en la filosofía cambian las escuelas y de ciertas ideas de libres pensadores se crean tendencias ideológicas que luego se representan en artículos.

Anaí Y. ¡Uy! Tú dices: “una necesidad humana de renovación”; yo te pregunto, si es una necesidad humana, un reflejo del hombre y de su cultura, entonces ¿por qué la moda va  dirigida a un estatus socio-económico preciso? ¿Qué tiene que ver esto con una representación unánime de la condición de todo hombre?

Pris. Precisamente así nació la moda, eso fue hace más de cien años, cuando era parte de la realeza con la mujer de Napoleón, después con la Burguesía y eventualmente bajó a estratos sociales bajos. Hoy lo que nos venden como lujo viene de niveles socioeconómicos bajos ilustrados con arte como el grafitti o muchas veces la clase media, la más creativa de todas, porque comparte un poco de los dos mundos. Hoy por hoy la moda es para todos, puedes usar ropa vintage de cien pesos y tal vez gastar mil pesos en otra cosa de arte o artículos de decoración, o por ejemplo encontrar diseñadores carísimos o artistas colaborando para botellas de agua, de alcohol o cervezas, inclusive creando líneas mass market. Sí está pasando en todos los estratos sociales todo el tiempo, es parte del enfado, es parte de pertenecer, es en parte una necesidad inherente humana irrefutable.

Paco X. Jajaja, como se ve qué la moda la devoran las mujeres. Las dejé solitas y ya se arrancaron. ¿Por qué será que los hombres somos más difíciles para la moda?

Anaí Y. Yo creo que siempre ha sido dirigida a las mujeres por los patrones culturales: la mujer linda y delicada, el hombre fuerte y sucio (siempre de manera positiva). Entonces vienen varias tendencias que empiezan a voltear los ojos de la moda hacia los hombres. ¿Tú, compras moda Paco?

Paco x. Los hombres sólo somos proveedores, cazadores y no se nos permite ser vanales y preocupados por nuestra imagen.

Anaí Y. Pero el día de hoy, sí…. Y probablemente en unos años sean más buscados por la moda, que las mujeres en sí. Me acuerdo de un anuncio que tenía una leyenda parecida a: “por qué utilizar shampoo para mujeres, si soy hombre”. Mmmh como lo disfrutaba; este es el reflejo de la presencia del hombre vanidoso y exigente con su apariencia en el mercado.

Pris. Los hombres y la moda son tendencia, Net a Porter ha lanzado un portal dedicado solamente a la moda del hombre, porque no era justo que fueran una categoría de la moda femenina, cada vez vemos más productos de belleza masculina y el tono de comunicación es muy diferente para el público masculino. Esperamos que siga en crecimiento esta tendencia…

Paco X. Pues más que crear otro mercado para hombres, deberíamos de escarbar en los insights del hombre; creo que hemos cambiado mucho y las marcas y la moda en general, no saben por dónde andamos.

Anaí Y. Yo tengo una última pregunta, ¿por qué la moda es cíclica? ¿Todo en este mundo es cíclico: movimientos sociales, líderes, malestares, culturas, comportamientos? No deberían de serlo.

Pris. La moda es cíclica de alguna manera, sin embargo no todo el tiempo… pequeños cambios y alteraciones hacen nuevos productos, el horror de la moda pasada provoca cambios, al igual que en las artes es una tendencia natural. Estamos en un nuevo punto, en otro año, aunque nos inspiremos en la década de los sesenta somos en este 2010 y no podrá ser igual, siempre será algo nuevo y diferente, tú me dices Anaí, no debería de serlo pero es como evitar que haya día y noche, contrastes y diferentes visiones de la realidad, aunque quisiéramos es inevitable.

Paco X. Gracias Pirscila por hacer este Mctrío con nosotros. Pueden encontrar a Pris en @LEBELSHOWROOM las 24 horas.

Sobre los autores…

Paco Santamaría (especialista en youth marketing) tiene 36 años y es sagitario. Estudió comunicación y un posgrado en producción audiovisual en Madrid, España. Ha sido telefonista en atención a clientes, entrenador y facilitador, consultor, maestro, analista, gerente, director, vendedor, documentalista, productor, periodista, bar tender, mesero, copy, mercadólogo, freelance, investigador, RP y empresario. Es un sibarita de tiempo completo y un soñador.

Anaí Aguilar tiene 19 años y es virgo. Estudia creación y desarrollo de empresas. Su crecimiento personal empezó hace cinco años como niñera, su crecimiento espiritual hace dos años con clases de yoga, su crecimiento profesional hace tres años en una empresa de advertising, y su crecimiento intelectual hace un año en la universidad. Hoy, es una soñadora pero activista, que cree en la energía positiva de la gente.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299