Ford diseña una casa antiruidos de fuegos artificiales para los perros

La casa fue fabricada con un recubrimiento de corcho de alta densidad, que se usa para habitaciones a prueba de ruidos.

Ford
  • Ford está innovando en el sector menos pensado, ya que ahora está probando su más nueva solución.

  • Se trata de una casa para perros que inhibe los ruidos de explosiones pirotécnicas.

  • La casa fue fabricada con un recubrimiento de corcho de alta densidad, que se usa para habitaciones a prueba de ruidos.

Diversas campañas enfocadas en el cuidado animal han mostrado las afectaciones que tienen los perros al ser expuestos al ruido de pirotecnia o estruendo como explosiones. Por esta razón, Ford diseñó la primera casa para perros equipada con un sistema que elimina ruidos

La automotriz estadounidense explica que a través de intervenciones buscan aplicar el conocimiento adquirido en el desarrollo de tecnologías para sus coches, en ayudar a resolver problemas habituales del día a día.

El primer proyecto de esta iniciativa se llama “Quiet Kennel” y busca disminuir el estrés ocasionado en los perros debido al ruido provocado por los fuegos artificiales.

Graeme Hall, un entrenador entrenador de perros en el Reino Unido, señala que “la mayoría de los animales expresan temor ante la presencia de fuegos artificial, y en comparación con las personas, los perros pueden escuchar cosas que están cuatro veces más alejadas y en un rango de frecuencias mucho más amplio”.

Ford explica que la “Quiet Kennel’ cuenta con tecnología de cancelación de ruido que se basa en el mismo hardware y software que se encuentra en muchos auriculares de gama alta y en algunos modelos del fabricante, como el Edge o el Fusion.

La casa fue fabricada con un recubrimiento de corcho de alta densidad, que se usa para habitaciones a prueba de ruidos. En su interior contaría con micrófonos que detectan sonidos fuertes, como las explosiones generadas por los fuegos artificiales, mientras que un sistema de audio incorporado emitiría frecuencias opuestas para cancelar el ruido que proviene del exterior.

En cuento al diseño, Ford menciona que la casa fue creada y construida por su equipo de diseño pensando en un estilo moderno y elegante, a la que también se le añadió una puerta de cristal automática y hasta un sistema de ventilación “silencioso” que mantendría los malos aromas fuera de la casa.

Con esto el perro sería capaz de experimentar una mejor calidad de descanso evitando así el estrés que le provocan los ruidos, algo que a la larga le ayudaría a que tuviese una mejor calidad de vida.

La “Quiet Kennel” es apenas un prototipo y Ford no tienen planes por el momento para lanzarla de forma oficial o comercializarla en un futuro próximo.

Ya lo hemos dicho antes, la industria de las mascotas está creciendo exponencialmente y el gran responsable de este crecimiento, son los propios animales de compañía (muy ayudados por sus dueños) y es algo que deberían observar las marcas.