Durante la tarde de este lunes, mediante su perfil oficial de Twitter, el ex presidente de México, Felipe Calderón denunció una serie de llamadas a su número personal por parte de HSBC en las que personal del banco ofrece algunos servicios y soluciones.

No obstante, el ex mandatario se quejó de nunca haber autorizado el uso de teléfono para estas prácticas, al tiempo que aseguró haber “pedido reiteradamente” que dichas llamadas cesen.

El reclamo fue rápidamente replicado por diversos usuarios en redes sociales, quienes también se quejan de padecer este problema que se ha convertido en una verdadera molestia para cualquier que posea una línea móvil.

Aunque hablamos de una queja constante entre los usuarios de redes sociales, lo que llamó la atención fue que la marca desde su cuenta oficial respondió al ex presidente ofreciendo una disculpa e invitándolo a enviar un mensaje privado al número del que recibe las mencionadas llamadas para que evitar molestias futuras.

El hecho no fue pasado por alto entre los usuarios quienes, por un lado, se quejaron de no ser escuchados por la marca al ser “simples mortales” comparados con Felipe Calderón, mientras que por otro hicieron eco de la poca personalización en la atención al cliente entregada por el banco, quien usa el mismo mensaje de disculpa para todos los afectados.

El problema del spam

La publicidad y las promociones por teléfono se han convertido en un verdadero problema a ojos del consumidor, situación que de manera innegable termina por no entregar resultados satisfactorios a las marcas, cuando menos, en cuanto construcción de imagen.

De acuerdo con una investigación firmada por Truecaller, cerca del 50 por ciento del total de llamadas registradas en Hispanoamérica durante este año podrían ser spam.

De esta manera, en los países de habla hispana dentro de continente americano, los usuarios reciben un promedio de 21.9 llamadas de esta naturaleza al mes, lo que representa un crecimiento de 25 por ciento entre 2017 y 2018.

El problema es especialmente destacado en el mercado mexicano. El país se única en la tercera posición como la nación de la región con mayor número de llamadas spam con un promedio de 20.9 llamadas por usuario al mes, un crecimiento de 71 por ciento entre 2018 y 2017.

Si bien las marcas están obligadas a explorar y capitalizar todos los puntos de contacto disponibles para conectar con el consumidor, lo cierto es que estos deben ser trabajados con estrategia y mesura. La paciencia del consumidor es frágil y pasar el limite puede marcar la diferencia entre ser relevante y caer de la gracia del cliente.