Fake news: el enemigo número uno de las marcas

Las fake news son uno de los términos que han ganado mucha relevancia en el último año; no sólo por su creciente presencia en los medios digitales sino porque incluso los medios tradicionales (radio, televisión, impresos) pueden sufrir sus efectos.

Según Statista, un tercio de usuarios afirman haber visto noticias falsas en sitios como Facebook o Twitter más de una vez al día. En una encuesta de la plataforma, el 17 por ciento de usuarios estuvo de acuerdo en que los sitios de redes sociales deberían ser más responsables de garantizar que las personas no estén expuestas a noticias falsas.

La misma indica que 14 por ciento de personas admiten haber compartido deliberadamente una historia de noticias falsas en línea, sobre todo las que están relacionadas a política.

Lo peor viene cuando se considera lo revelado por el estudio Approaching de Future 2018 elaborado por Corporate Excellence y Canvas, que resalta que la proliferación de desinformación o información falsa creció más de 365 por ciento durante el año pasado.

Los datos obtenidos consultando a 50 expertos y 250 fuentes a nivel global, reveló que el 63 por ciento de las personas reconocen no saber distinguir entre las noticias verdaderas y los rumores o fake news.

La combinación fake news fue elegida como la palabra (o término) del año 2017 por los editores de los Diccionarios de Oxford, tras analizar 4 mil 500 millones de términos más utilizados en los últimos doce meses.

Más aún, las marcas integran las principales víctimas de este tipo de falso contenido. El informe “Trust in news” de Kantar Media indica que los efectos de las fake news recaen directamente en la reputación, pues tener una serie de acciones que, posteriormente, fueron descalificadas, ha motivado a la creación de una duda general por la existencia de este tipo de contenidos.

Según el reporte Bad Ads Report, Google localizó y eliminó a más de mil 300 usuarios que se dedicaban a difundir contenidos con información falsa o engañosa durante 2017.

Es decir, las compañías deben estar atentas a este respecto y asegurarse de que su marca o producto no se encuentre involucrado en contenido falso, ya que puede impactar directamente en su contra.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299