Hablar de salud y cultura física en México podría generar la impresión de que es un tema de poco interés entre la población, esto debido el país está ubicado como el de mayor obesidad a nivel Latinoamérica.

Los datos son duros, nos encontramos que menos de la mitad la población (41.7 por ciento) realiza alguna actividad deportiva o física en sus tiempos libres, esto de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

Si nos quedáramos sólo con estos datos, el contexto sería poco promisorio. Sin embargo, existen signos de que las personas están buscando alternativas para mejorar su bienestar.

Interés  por ser fitness

A nivel mundial esta es una tendencia que ha ganado fuerza en los últimos año y México no es la excepción; la gente cada vez se vuelve más consciente de la importancia de llevar un estilo de vida saludable. Al respecto, Fabia Tetteroo-Bueno, vicepresidente de Personal Health de Philips para América Latina sostiene que, “este crecimiento ha estado empujado, en gran medida, por la tendencia mundial que vivimos de llevar estilos de vida más saludables, esto se traduce en consumidores más preocupados por su higiene y cuidado personal, pero también preocupados por su salud en general”.

Una opinión que es compartida por Carlos Rosales, director de Windsor Fitness, quien agrega que esto se debe a que “gracias al internet y redes sociales, la población puede conocer las tendencias internacionales y de cierta forma traerlas o exigirlas a nuestro país”.

Esto es palpable y, aunque mucho se habla de que se debe al interés y preocupación por parte de las generaciones jóvenes, la realidad nos revela que no se trata de edad, sino un cambio del mind set de la población en general. 

Datos de Kantar sobre el consumidor mexicano refieren que el segmento Aging (88por ciento) muestra mayor preocupación por las condiciones de salud propias de la edad, mientras que los Millennials (79 por ciento) y Centennials (78 por ciento) se inclinan más por una actividad relacionada con el estilo de vida.

Lo que nos muestra que más que por la edad, el interés sobre la salud y el estado físico crece de manera general. En ese sentido, datos del Reporte sobre Hábitos del Consumidor Fitness en México, indican que el 88 por ciento de los participantes sostienen que ya realizan alguna actividad física.

De hecho, se pueden identificar aspectos relevantes sobre sus intereses que nos pueden ayudar a entender a este tipo de consumidor. Por ejemplo, el estudio conducido por el Departamento de Investigación de Merca2.0, encontró que correr es la principal actividad que realizan las personas activas físicamente, pero ganan presencia otras como el Entrenamiento funcional, seguido del CrossFit y de sesiones de Spinning, Spin Bike o Indoorcycle.

La practicidad  es clave

Una mayor preocupación por parte de la población en la salud y el bienestar físico y mental abre una interesante oportunidad para las marcas, principalmente por la notoria explosión de clubes y gimnasios en el país.

Para darnos una idea, a nivel Latinoamérica, México ocupa el segundo lugar con más gimnasios, con 4.1 millones de clientes y 12 mil 376 establecimientos, lo que deriva en que la industria de fitness alcance un valor estimado en mil 800 millones de dólares, de acuerdo con IHRSA.

Esto se debe a la creciente necesidad de las personas por productos y servicios que se adapten a un ritmo acelerado de la vida urbana que, sumado a una movilidad complicada y que la inseguridad se ha convertido en una de las principales preocupaciones del consumidor, se ha traducido en la adopción de espacios que ofrezcan entornos adecuados para desarrollar alguna práctica deportiva.

Un ejemplo de lo anterior, es que de acuerdo con el Perfil del Consumidor Fitness en México, casi el 60 por ciento de las personas señala que practica ejercicio o una actividad física en gimnasios.

Pero, aunado a ello, el reporte revela que el consumidor busca espacios que solventen su necesidad de hacer deporte, combinado con establecimientos que le faciliten hacerlo como la cercanía (escuela, trabajo u hogar) y buenas instalaciones, de hecho estas son las dos principales razones por las que eligen un gimnasio por encima del precio.

Así lo sustenta José Guillermo Director General de Matrix Fitness, al subrayar que “la principal razón por la que alguien decide por un centro de fitness es la proximidad a su casa o a su centro de trabajo”.

Postura que comparte Oriol Cortés, director de marketing Smart Fit México, quien añade que “el consumidor mexicano es muy exigente, demanda más centros y de mejor calidad, pero además busca flexibilidad”.

Oriol Cortés, director de marketing Smart Fit México.
 Oriol Cortés, director de marketing Smart Fit México.

Experiencia fitness

La practicidad se ha vuelto clave para que las personas realicen ejercicio, pero no es lo único, hoy el consumidor es mas exigente y selectivo, por lo que demanda que las marcas respondan a sus necesidades de manera más personalizadas.

En ese sentido, para Fernando Guzman López, director Comercial y de Mercadotecnia de Sports World entre los principales cualidades que busca la gente se encuentran “la experiencia y ambiente del lugar, el nivel de atención del staff, el profesionalismo y disponibilidad de los instructores, la amplitud y vanguardia en oferta y equipo deportivo, la calidad de las instalaciones, la cantidad de unidades de negocio disponibles en cada ciudad y en el país, los precios”, entre otros elementos.

Indudablemente el consumidor busca la proximidad, pero también espera precios accesibles, horarios flexibles y diversidad de servicios, por lo que formatos como el “Pago por visita”, “Espacios 24 horas”, y “Fitness virtual” son fundamentales para captar el interés del deportista.

Oportunidad para crecer

Sin duda, hasta ahora encontramos que existe un claro interés por parte de la población en mejorar su salud, así como el bienestar físico y mental, pero ciertamente se hace evidente un área de oportunidad que será clave para crecer: los inactivos físicamente.

Así lo vislumbra Natividad Monakian, Gerente de Group Training de Sport City, quien recuerda que si bien hay un gran crecimiento de la industria fitness en México, “también tenemos una brecha grande entre las personas que son físicamente activas y las que son sedentarias en nuestro país”. 

Esto es cierto, de acuerdo con el Inegi, casi un 60 por ciento de la población no hace ejercicio o practica alguna actividad deportiva, por lo que para la especialista hay un importante mercado potencial para crecer dado que las marcas presentes están a la vanguardia en cuanto a propuestas de negocio y tendencias de entrenamiento.

Que claro que el porcentaje es frío, pero se puede convertir en un escenario de oportunidad, que de la bienvenida a estrategias y marcas que se decidan por atraer a ese enorme potencial de clientes. Lo observado hasta el momento dibuja algunas claves, pues si bien el precio puede jugar un papel importante, hoy el consumidor fitness dará mayor prioridad a aquellas propuestas que le ofrezcan una mejor experiencia y le hagan más practico el viaje al gimnasio o club deportivo. 

loading...