Experiencia de compra, factor clave para que esta marca mexicana supere a Mattel y Hasbro

Distroller encontró en el proceso de compra de sus productos el agente diferenciador para posicionarse como la primera opción de compra para los consumidores

Durante los últimos cinco años, la firma mexicana de juguetes Distroller ha liderado el segmento nursey, que incluye cuidado de bebés con todos los que son de cuidar y cargar, indicó Eduardo Figueroa, CEO de la empresa, a Excelsior.

Según el directivo, para lograr posicionarse como la preferida de los consumidores por encima de Mattel y Hasbro, está orientado en la experiencia de compra, el cual sostiene, es diferente al del resto de las empresas. Figueroa destacó que el auge de estos juguetes se dio prácticamente a partir de 2013.

Asimismo, entender los gustos de las infantes, el rol de juego (cuidar cosas) generó que sus productos fueran demandados en mayor medida. La experiencia de compra comienza en la tienda, explicó el CEO al medio, cuando una enfermera indica a las niñas los ciudados que deben tener con sus muñecos, que se caracterizan por ser cabezones y de diferentes colores.

De igual forma, el espacio donde comercializan estos productos, también se pueden adquirir biberones, ropa, camitas así como todo lo necesario para el ciuado del juguete.

Otro punto a destacar es que, a pesar de la popularidad de estos muñecos siguen creciendo, Figueroa detalló que no se tiene planeado venderlos en otros puntos de venta que no sean tienda departamentales o intenet, pues de esta forma se asegura que la experiencia de compra sea única para sus clientes.

El directivo precisó que el crecimiento viene por plaza, cuando se cubre una se trata de tener una o dos tiendas; a partir de ahí se decide si se abren más establecimientos o se busca una plaza nueva.

Dentro de los grandes retos que enfrenta la competencia es replicar la experiencia de compra, pues para ello se requiere de un espacio amplio para exponer los productos, tanto los muñecos como sus accesorios, refiere Excelsior.

En tanto, para la marca, el desafío proviene de su propio éxito ya que la alta popularidad ha hecho que se venda la versión pirata con sus accesorios en tianguis y mercados. Figueroa reconoció que es difícil luchar contra los productos ilegales, pese a que se ha denunciado el problema.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299