Ser excluido, principal causa para no apartarse de las redes sociales

Actualmente hemos perdido la forma de interactuar personalmente, esto gracias a que mucha gente ha considerado que la vida que se desarrolla en redes sociales suele ser más interesante apostando más por una realidad virtual que por la realidad real. Así surge este nuevo síndrome llamado Fear of Missing (FOMO), una enfermedad que se caracteriza por sentir un gran temor al quedar fuera de las redes sociales, básicamente a ser excluidos del mundo digital.

Este tipo de personas que no soportan pasar mucho tiempo sin revisar el Facebook, Whats App, Twitter, Instagram, Pinterest, etc., no se imagina no poder enterarse de todo o el que otros puedan estarla pasando bien en la red sin que ellos estén al tanto.

Una encuesta en linea realizada por Kaspersky Lab a 4831 personas reveló que casi el 78 por ciento de los usuarios quiere dejar de utilizar las redes sociales porque creen que es una gran pérdida de tiempo, sin embargo, el miedo a perder a sus amigos y publicaciones en sus muros los hace mantenerse dentro de ellas.

Lo que no nos damos cuenta es que las redes sociales tienen tanto poder sobre nosotros que  inconscientemente estamos brindando nuestra información personal a manos llenas, dándoles el privilegio de ser espiados.

Pero ¿Por qué no lo hacen? El 62 por ciento cree que perdería el contacto con sus amigos y al 21 por ciento no le preocupa tanto los amigos, pero temen no poder recuperar sus recuerdos digitales una vez que abandonen las redes sociales.

Será que estamos dispuestos a sacrificar nuestras vidas para no caer en las manos de la  amenaza que nos grita que si desertamos seremos  excluidos. La cuestión está en vivir el ahora  y darnos la posibilidad de estar en compañía fisicamente, así podríamos dejar de temer a ser abandonados.