Evita que las apps de tu smartphone invadan tu privacidad con estas 6 claves

Huawei
Imagen: Bigstock

Los problemas de seguridad y preservación de los datos privados de los usuarios se han convertido en el talón de Aquiles de empresas tecnológicas de todos los tamaños y sectores. Y si se trata de smartphones la situación no es menos grave, pues la ingente cantidad de información privada que se almacena, les convierte en dispositivos más que vulnerables.

Desde los datos básicos, pasando por los de cuentas bancarias o cookies de navegación, los usuarios de smartphones cada vez confían más la gestión de su ‘vida’ a las ventajas que estos aparatos ofrecen, gracias a sus funciones básicas y a las numerosas apps que se le agregan.

Por ello, es más que útil tomar precauciones que permitan al usuario mantener la seguridad de su información personal, para que sus datos no sean utilizados por otros, sin la previa autorización para ello. Para ello PrivacyCloud ha elaborado una lista de 6 recomendaciones con las que evitar accesos indeseados a los datos personales a través de las apps:

  • Utiliza un escáner de apps: Existen aplicaciones que analizan las apps de los smartphones, nuevas e instaladas previamente. Mediante estas, “el usuario tendrá una visión clara y detallada sobre qué riesgos corre su privacidad al usar cada una de ellas.”
  • Evita instalar versiones de Android/iOS no oficiales: “Instalar un sistema operativo no oficial puede aportar un mayor rendimiento del teléfono o un diseño diferente al resto de móviles”, sin embargo, el uso de una ROM que no haya sido desarrollada por equipos de Apple o Google podría acarrear consecuencias negativas a la privacidad del usuario, a dar posible acceso a que el sistema operativo aporte los datos personales del teléfono sean enviados al desarrollador.
  • Infórmate sobre el respeto a la privacidad del fabricante del teléfono: Lo recomendable es elegir marcas que –comprobadamente–cumplan con un código de respeto al usuario. “Optar por un teléfono barato, fabricado siguiendo las normativas de privacidad de otro país, puede salir caro y ser peligroso para los datos del usuario.”
  • Descarga aplicaciones únicamente de sitios oficiales: Ya se sabe que no es una garantía 100 por ciento segura en cuanto a términos de privacidad, pero descargar una aplicación desde la App Store o la Play Store, al menos si garantizaría que un posible problema de seguridad de datos, no sería de gran magnitud. “Para ser publicada en estas plataformas todas las apps deben pasar unos filtros previos y adecuarse a su política interna, garantizando unos mínimos a los usuarios.”
  • Desconfía si una app solicita acceso a partes innecesarias para su funcionamiento: “Que un gestor de contactos pida acceso a la agenda es algo lógico, pero, supongamos que un editor de video solicita ver el historial de llamadas o utilizar el micrófono.” Presta atención a las solicitudes de acceso de las apps y analiza si son lógicas según el servicio que te ofrecen. Si no te parece adecuado, busca otra alternativa.
  • Elimina la información y apps que no utilizas: Se deben evitar los puntos débiles. Lo ideal es eliminar las aplicaciones innecesarias que se hayan instalado, así como “borrar toda la información que va quedando almacenada en la memoria del teléfono periódicamente son buenas formas de que el usuario se exponga más de lo necesario.”

 

Los datos de los usuarios se han convertido en ‘El Dorado’ de muchas empresas que buscan obtenerlos no siempre de forma ética. Esta situación a llevado al usuario a tener que tomar parte activa en la estrategia de protección de sus datos, para evitar verse afectado.