Estrategias de posicionamiento, todo un reto para los partidos políticos

Durante la planeación de una campaña política es importante tomar en cuenta tres cosas: el mensaje, la idea y el presupuesto.

partidos políticos
Foto: YouTube

Durante la precampaña, los aspirantes a cargos públicos (presidencia, gobernadores, diputados, senadores y alcaldes) han aplicado estrategias que van desde la organización de concursos o rifas, regalar artículos con el rostro del precandidato y activaciones en redes sociales.

Sin embargo, la poca confianza que la población tiene en las agrupaciones políticas ha generado un trabajo más complicado para los estrategas, los cuales con el afán de llegar a la atención de los votantes, producen campañas que son recordadas por los malos sentimientos en las audiencias.

Aunque ya es un tema que hemos tratado, la planeación y presentación de la campaña “Movimiento Naranja” del partido Movimiento Ciudadano (MC) cuenta con elementos que la hacen y la harán única durante la justa electoral.

Para Moisés Barba (Moy Barba), creador de la canción “Movimiento Naranja”, estas elecciones representan todo un reto para los creativos, debido a que la conjunción de varias coaliciones evitan que sea posible la personalización.

“Es complicado, porque al hacer la canción de Movimiento Naranja me quedaban muy claros los valores, los mensajes que querían comunicar. Se fueron definiendo musicalmente, narrativamente y para mí resultó fluido, porque ya había una idea definida”, indicó.

Recordemos que una de las alianzas más cuestionadas en el escenario político fue la establecida por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), llamada “Coalición Por México al Frente”, que conjunta a una de las agrupaciones denominadas de “derecha” y a dos ubicadas en la línea política “liberal”, mismos que durante varios procesos electorales fueron adversarios.

Para el creativo jalisciense, tantas ideologías sincronizadas en un solo frente puede llevar a no transmitir el mensaje correcto, ya que una idea inspirada en un grupo, podría no empatar con la del otro.

Durante la planeación de una campaña política es importante tomar en cuenta tres cosas: el mensaje que queremos transmitir, la idea de cómo hacerlo y por supuesto, el dinero que se requiere para que podamos reproducir nuestras ideas.

Una incorrecta adaptación de ideas y conceptos, generan resultados que se salen de control al momento de la difusión del producto final. En algunos casos, fomenta las críticas contra el candidato o funcionario y en otros genera un inusual aumento en popularidad.

Los anuncios para la precampaña siguen presentando la promoción de los partidos de cómo alcanzaron “sus logros”, “por qué debes votar por ellos” y la desacreditación de otros partidos políticos.

Detrás de todo partido político habrá millones de pesos y toda una estrategia de marketing político para la promoción de sus candidatos en el mercado electoral.