Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Estrategias de AMLO para reivindicar pueblos indígenas

Entre las estrategias de reivindicación de AMLO se encuentra el derecho a la participación, representación, consulta y libre consentimiento; no obstante, las acciones en pro de los pueblos indígenas realizadas en los últimos años han quedado opacadas con la realización de consultas previas sin apego a los estándares internacionales.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Desde la llegada al poder de AMLO, la reivindicación de los pueblos indigenas ha sido una prioridad de la Cuarta Transformación.

  • Entre reconocimiento por parte del pueblo, cartas al Rey de España y oficialismo pareciera que su estrategia marcha objetivamente.

  • No obstante, uno de sus pilares se tambalea: el derecho a la participación, representación, consulta y libre consentimiento de los pueblos indígenas. 

A la llegada de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a la Presidencia de México, el mandatario se planteo en sus objetivos reconocer a los pueblos indigenas como parte de la herencia cultural del país, su determinación y autonomía. Una de las grandes estrategias de reivindicación ha sido establecer una nueva relación entre el Estado mexicano y los pueblos indígenas e introducirlos a las instituciones.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda de 2020 presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la población hablante de lengua indígena en el país tuvo un incremento, pasó de 6 millones 913 mil 362 en 2010 a 7 millones 364 mil 645 en 2020.

En cuanto a los estados con mayor número de población indígena son: Oaxaca con 31.2 por ciento, Chiapas con 28.2 por ciento, Yucatán con 23.7 por ciento, Guerrero con 15.5 por ciento e Hidalgo con 12.3 por ciento.

Asimismo, la población afromexicana es de 2 millones 576 mil 213, de los cuales 50.4 por ciento son mujeres y 49.6 por ciento hombres, es decir, el 2 por ciento total de la población.

En la toma de posesión, AMLO fue el primer Presidente en recibir el bastón de mandato por parte de actores políticos y también, ha buscado que España se disculpe por los actos históricos de conquista.

Y desde el principio de su gobierno pareciera llevar a cabo su cometido, ya que nombró a Adelfo Regino Montes como titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

En 2019, AMLO pidió por medio de una carta al Rey de España, Felipe VI, una reconciliación histórica para superar “los desencuentros, rencores, culpas y reproches” ocasionados por la conquista.

“Para la nación que represento es de fundamental importancia, Señor, invitar al Estado español a que se partícipe de esta reconciliación histórica, tanto por su función principalísima en la formación de la nacionalidad mexicana”, dijo AMLO en la carta enviada el 1 de marzo de 2019.

En su Programa Nacional de los Pueblos Indígenas (2018-2024) se comprometió a que en su política pública se implemente un marco de coordinación que garantice el reconocimiento y respeto de sus derechos fundamentales.

Uno de los objetivos fundamentales fue reconocer a los Pueblos Indígenas y Afroamexicano como sujetos de derecho público con el objetivo de superar las condiciones de marginación, pobreza y disciminación histórica.

La Cuarta Transformación, de acuerdo con lo vivido hasta el momento, ha tenido como protagonistas a los pueblos indígenas, desde su reinvindicación y participación en el actual gobierno hasta en la construcción de uno de los proyectos más ambiciosos del gobierno de AMLO: el Tren Maya.

La nueva relación del Estado y los pueblos indigenas ha sido marcada por programas sociales, institucionalismo y solicitudes de perdón a España buscando cumplir con su eslogan político: “Primero los pobres”.

En 2018, la situación de pobreza de los hablantes de lengua indígena fue de 35.6 por ciento y en cuanto a carencias sociales, el 46.7 por ciento de las mujeres y el 39.9 por ciento de los hombres presentaron rezago educativo; el 79.7 por ciento y 80.9 de las mujeres presentaron carencia por acceso a la seguridad social y el 66.5 por ciento de mujeres y 66.6 por ciento de hombres carecieron de servicios básicos, indican datos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres)

Igualmente, el Censo de 2020 del Inegi muestra que el 23.1 por ciento de indígenas no tiene afiliación a servicios de salud, los rezagos se expanden al hablar de alfabetismo y asistencia escolar al igual que en las condiciones dignas de los hogares.

 

Estrategias de reivindicación y contradicciones

Para reivindicar a los pueblos indígenas, AMLO se basa en los siguientes pilares: definir e instrumentar los procesos de desarrollo integral, intercultural y sostenible; dar capacidades económicas y sostenibles a las comunidades y regiones indígenas y afromexicanas; realizar acciones de infraestructura social, de comunicaciones, conectividad y radiodifusión en las comunidades; reconocer constitucionalmente y legalmente los derechos de los Pueblos Indígenas y Afroamericano conforme a tratados internacionales y criterios jurisprudenciales; implementar derechos fundamentales y medidas para la defensa de las tierras, territorios y recursos naturales; fortalecer a la cultura, lengua, valores, saberes que constituyen su patrimonio cultural; garantizar el reconocimiento, respeto y ejercicio de los derechos de las mujeres; protección de los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad y derecho a la participación, representación, consulta y libre consentimiento.

No obstante, en la última estrategia de derecho a la participación, representación, consulta y libre consentimiento, las acciones en pro de los pueblos indigenas realizadas en los últimos años han quedado opacadas por el registro de realización de consultas previas sin apego a los estándares internacionales como fue el caso del Tren Maya.

“Suelen ser procesos delimitados a uno o dos eventos, los protocolos de consulta son diseñados por el Estado sin la participación de las comunidades consultadas, no se brinda información técnica independiente y suficiente para tomar una decisión y las autoridades han ejercido presiono para que las medidas propuestas sean aprobadas”, apunta Rodrigo Llanes Salazar, Investigador del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Al respecto se han desembocado grandes críticas sobre la autonomía de los pueblos indígenas y la prioridad que da AMLO al sector, si bien parece un Presidente que procura a su “mercado” electoral y lo vincula al oficialismo, también, sus acciones suelen ser contradictorias en cuanto al derecho de participación y autodeterminación. 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores