La única estrategia que tiene Estados Unidos para evitar el dominio de Huawei 

Estados Unidos no tiene casi alternativas para ofrecer al mercado si pretende evitar la masificación de Huawei en la construcción de redes de infraestructura de telecomunicaciones.

  • Huawei domina el mercado de las redes 5G

  • Estados Unidos no quiere permitirlo, pero no tiene muchas alternativas

  • Hay un camino, pero debe tomar la decisión política y económica. Y nadie sabe si aún está a tiempo

Huawei es el gran jugador a nivel mundial en la construcción de redes de infraestructura de telecomunicaciones para desplegar redes 5G. Gracias a su amplia experiencia y sus bajos precios, es la compañía que lidera el mercado y la que más crece.

Detrás, muy cerca, están las empresas nórdicas, Nokia y Ericsson, las dos que perdieron la punta a manos de los chinos.

Mercado de redes de infraestructura de telecomunicaciones 2017/2018. Statista.

Sin embargo, Huawei enfrenta un problema grave: la resistencia de los Estados Unidos, que asegura que la compañía china permitirá que Beijing utilice su tecnología para hacer espionaje. Algo que Huawei niega.

Comprar Nokia para competir con Huawei no es la opción
Bigstock

Para evitar la expansión de la marca asiática, Washington desde hace ya dos años intenta convencer a sus aliados a que tampoco usen tecnología de Huawei para la renovación de sus redes 5G, el menos en lo que es el cerebro de la infraestructura del nuevo sistema de telecomunicaciones.

El problema es que Estados Unidos no puede ofrecer una alternativa y, a la vez, no tiene una política coherente en torno a las 5G. Por eso, cualquier intento de establecer un rival de Huawei en ese negocio pareciera ser demasiado tardío.

Una de las últimas tácticas del país de Donald Trump fue tomar participaciones de control en Ericsson y Nokia. La idea es apoyar el desarrollo de la arquitectura de redes de los dos principales rivales de Huawei.

También ha intentado apuntalar empresas locales, como Qualcomm e Intel, para que sean una parte clave de los chips 5G, por ejemplo. Pero es cierto que Estados Unidos no tiene un jugador que pueda ofrecer una red completa, de extremo a extremo, como sí es el caso Huawei.

Según CNBC, con base en la información de expertos, una de las ventajas que Huawei tiene es el costo bajo, algo que se debe, en gran medida, a la ayuda estatal china.

Además, Huawei tiene patentes clave para las redes 5G y como es uno de los principales actores en el sector desde hace años, logró que se establecieran estándares técnicos en base a sus productos.

Eso significa que, quiera o no Washington, será un player clave en las 5G en todo el mundo.

Es probable que su mejor apuesta sea destinar una gran cantidad de dinero que pueda usarse para reunir a compañías que ya existen, algunas de las cuales no serán estadounidenses, y luego ofrecer a las naciones un paquete que pueda competir con Huawei.

Qualcomm
Imagen de Bigstock

Por ejemplo, podría intentar crear una alianza entre Qualcomm y Cisco, y algunos otros proveedores extranjeros como Samsung, Nokia y Ericsson. Todo eso, con el respaldo de fondos estatales para ofrecer un paquete 5G completo y barato que logre enfrentar a Huawei. ¿Lo logrará? Es la gran pregunta que hoy no tiene respuesta.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299