Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Estrategia aeroportuaria de la 4T apunta al turismo; ¿más control militar?

Todo apunta a que la estrategia aeroportuaria de la 4T estaría enfocada en el turismo y en el apoyo militar al frente de los aeropuertos.

Compartir:

travel retail AIFA marcas locales
  • En México, la estrategia aeroportuaria de la 4T buscaría apostar todo a la Inversión Extranjera Directa (IED).

  • Las Secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y la de Marina (Semar) se encargarían de controlar el Aeropuerto Internacional de Campeche y el Aeropuerto de Ciudad del Carmen respectivamente.

  • El enfoque de esta Cuarta Transformación (4T) sería la de apostar por los magnos proyectos como el Tren Maya y las aerolíneas.

El día de hoy, durante la conferencia de prensa “La Mañanera“, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que la Sedena y la Semar se encargarían de controlar el Aeropuerto Internacional de Campeche y el Aeropuerto de Ciudad del Carmen respectivamente; este hecho aumenta la duda sobre la estrategia aeroportuaria de la 4T.

En las instalaciones de la Séptima Región Naval Militar en Campeche, el Presidente de la República aseguró que la misma empresa que maneja las operaciones en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y que manejará las del Tren Maya también se encargará de manejar los espacios de los nuevos aeropuertos mencionados y de las zonas en Tulum, Chetumal y de Palenque.

Esto fue lo que dijo el jefe del poder Ejecutivo:

“Como Campeche tiene de todo, es un estado muy importante, sobre todo por su gente, también informarles que el aeropuerto de Ciudad del Carmen lo va a manejar la Secretaría de Marina, y la Secretaría de la Defensa [el aeropuerto de] Campeche. En el caso de Campeche para la Defensa es por el Tren Maya, y el caso de Ciudad del Carmen, la Marina, porque son los encargados de atender todo el mar de Campeche y la zona petrolera de nuestro país”.

Mucho se habla, sin embargo, del impacto que esto tendría en torno al concepto de la militarización, mientras que el enfoque de la 4T parece ser sobre todo el apuntar hacia la derrama económica del turismo.

Estrategia de AMLO con magno proyectos

En los últimos años, y prácticamente en gran parte de su mandato, el Presidente AMLO ha dado prioridad al presupuesto para los magnos proyectos, los cuales han incluido en su totalidad la participación de la Sedena y de otras secretarías. De hecho, dentro del presupuesto de Sedena, destacan algunos proyectos como lo son La Guardia Nacional, el AIFA, la Empresa A.I.F.A. (Administración de los Aeropuertos de Tulum, Chetumal y Palenque, así como del Tren Maya), el Banco del Bienestar y la Construcción del Aeropuerto de Tulum, Quintana Roo.

No obstante, esta estrategia ha preocupado a muchos especialistas, sobre todo debido a la experiencia con el AIFA. Según esto, la posición territorial del aeropuerto sería uno de los inconvenientes, pues resulta complicado acceder para gran parte de los mexicanos, algo que se ha visto reflejado en el flujo de tráfico, manteniéndose por debajo de lo prometido y, seguramente, debajo de las ganancias previstas en su primer año de operación.

Asimismo, las dudas en torno a una nueva aerolínea de Sedena no se han despejado, pues esto se supo a partir de algunos de los 4 millones 144 mil documentos que fueron extraídos de las cuentas institucionales de la Sedena, la Secretaría de Hacienda, Banjercito y la Agencia Federal de Aviación Civil, por Guacamaya Leaks. Asimismo, México aún no recupera la categoría 1 desde hace más de 17 meses.

Incluso, el especialista Juan Carlos Machorro, socio de Santamarina + Steta, confirmó en una entrevista que la nueva aerolínea, además de no ser necesaria y buscar rutas que precisamente no son viables para el área comercial, podrían costar muchísimo dinero, y que incluso costaría más tiempo el volverlas rentables debido a que México aún no vuelve a ostentar dicha categoría.

El Presidente López Obrador ha dicho en muchas ocasiones que la idea de conectar estados como Campeche, Guerrero, Yucatán y Quintana Roo viene de la idea de una economía enmarcada en el turismo y de la inversión extranjera, señalando que su sexenio ha sido el que mejores estadísticas ha alcanzado en este sentido.

Estrategia aeroportuaria de la 4T apunta al turismo; ¿más control militar?

Luego de registrar récords en IED, la 4T se ha mantenido en el discurso que abarca no sólo la política de austeridad y de grandes contribuyentes, sino del aspecto turístico. De ahí que se haya justificado la creación de grandes complejos aeroportuarios y del Tren Maya.

Según análisis especializados, México se coloca como el país que, luego de la pandemia, registra el mayor número de ingresos por reservas de viajes y turismo en países latinoamericanos en 2022, generando el crecimiento del 61 por ciento con respecto al 2021, recaudando 9 mil 930 millones de dólares. Con ello, está por encima de Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú en ese orden.

Otra cosa es que México ha registrado un crecimiento bastante considerable en términos de empleo en el sector turístico, esto a partir del primer trimestre de 2017 hasta al primer trimestre de 2022, considerando especialmente la era de la pandemia. Con ello, tanto el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la Secretaría de Turismo comparten que el cuarto trimestre de 2019 se perfilaba como el mejor de todos hasta tener la caída en 2020, mientras que para 2022 la cifra vuelve a estar en 2 millones 400 mil, sólo 100 mil empleos menos que en 2019.

Es claro que la estrategia de la 4T es la de no sólo descentralizar la inversión en México, sino el de expandir y conectar el turismo, pues gran parte de los números millonarios los registra el norte del país, con algunas excepciones. La conexión y el control del sureste mexicano buscaría arrojar más vuelo entre Campeche, Chiapas y Quintana Roo, con lo que los costos buscarían reducirse. Asimismo, el traslado simultáneo enmarcado en la inversión del Tren Maya buscaría ingresar más dinero extranjero.

No obstante, las dudas se mantienen en torno a cómo podría la aerolínea nueva lidiar al mismo tiempo con la demanda de vuelos comerciales, militares y civiles. Si bien el ejemplo perfecto sería el AIFA y el registro a la alza del 28 por ciento en el flujo promedio de viajeros, lo cierto es que la reacción ha sido lenta, y aún mucho se desconoce sobre cómo operarán una vez que los proyectos estén finalizados.

No obstante, esta práctica no está aislada de cómo se maneja en otros países del mundo, pues algunos ejemplos de territorios en donde se lidia con un tránsito simultáneo son la India y Estados Unidos. No obstante, es precisamente en la India uno de los países en donde esta estrategia comienza a generar fricciones. Quizá cabría realizar un análisis sobre el movimiento y el flujo de tránsito civil en aeropuertos militares y aerolíneas de las fuerzas aéreas de algunos países para conocer si realmente esta estrategia de la 4T puede funcionar o está destinada al fracaso.

 

 

 

Ahora lee:

Presentan informe de comportamiento inflacionario desde el año 2000

¿Qué música escuchan los mexicanos? Trend de Spotify da la respuesta

Implicaciones políticas del Plan B a la Reforma Electoral

Flat.mx: Selección Mexicana, ¿su rendimiento condiciona a las campañas?

Otros artículos exclusivos para suscriptores