Estos son los principales retos de la publicidad programática

Las compras programáticas son un tema del que cada vez se habla más en la industria publicitaria pero en Latinoamérica enfrenta desafíos para su crecimiento.

Publicidad programática es el nombre que se le da a distintos tipos de colocación de publicidad digital (banners, videos, etc.) en sitios web y apps de forma automatizada.

Por ejemplo, todos los anuncios que vemos cuando estamos en facebook o navegamos en Google llegan de forma automática y dirigidos hacia nosotros por nuestros demográficos y likes, así como las páginas que visitamos.

En resumen, es el formato vigente de compra de anuncios digitales.

En Estados Unidos, este año se invertirán 183 mil millones de dólares en publicidad programática, de acuerdo con datos de GroupM. Los sectores que invierten más en esto son retail, productos al consumidor, servicios financieros, automotriz y telecomunicaciones.

En México el mercado está en crecimiento pero aún hay desafíos por solucionar. Aquí algunos de ellos.

Resistencia

Todos los cambios tecnológicos enfrentan resistencia. La inversión en lo “nuevo” no llega de la noche a la mañana y requiere de una gran labor de convencimiento por parte de los equipos de innovación y marketing hacia las personas o sistemas que han regido durante años en las empresas.

Falta de conocimiento / complejidad

En Latinoamérica operan desde hace años empresas especializadas en compras programáticas y las grandes compañías ya cuentan con buenos presupuestos, pero en las empresas medianas aún existe un gran desconocimiento sobre el tema.

Además, lo relacionado con las compras programáticas está ausente en las universidades y quienes han “evangelizado” poco a poco al mercado son las compañías del sector.

Falta de transparencia y mal delivery

Uno de los principales retos que vive la industria de la publicidad digital es la transparencia. Esto significa saber dónde y cuando se publicó el anuncio y si fue visto.

El mejor ejemplo para comprender este problema es lo que ocurrió meses atrás con YouTube. Cientos de anunciantes realizaron un boicot luego de que se confirmó que sus anuncios aparecieron en videos de contenido extremista y discriminatorio. Google aseguró que toma medidas para evitar que se repita.

 

 

loading...