Estos fueron los destrozos que dejó el huracán Max en Guerrero

Max perdió fuerza el viernes y se convirtió en una amplia área de baja presión, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Una persona está desaparecida y unas 500 casas resultaron dañadas por el agua o las ventiscas en el estado de Guerrero después de que el huracán Max tocó tierra al este del puerto turístico de Acapulco.

El gobernador Héctor Astudillo tuiteó este sábado que tras los daños que dejó el huracán ya habían abierto los caminos para mandar ayuda a la montaña y a la Costa Chica.

Max perdió fuerza el viernes y se convirtió en una amplia área de baja presión, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, pero sus remanentes siguen siendo capaces de causar fuertes lluvias en Guerrero y en Oaxaca, otro estado sureño con costas en el Pacífico.

Un poco más alejada en ese océano, la tormenta tropical Norma ganaba fuerza y se dirigía hacia los poblados turísticos de Los Cabos, en el extremo sur de la península de Baja California.

Norma era “casi un huracán” y tenía su centro a unos 445 kilómetros (275 millas) al sur de Cabo San Lucas, informó el centro de huracanes. Sus vientos eran de 110 kilómetros por hora y avanzaba hacia el noroeste a 4 kilómetros por hora.

Se pronostica que adquiriera fuerza de huracán al oeste de Los Cabos en las próximas horas.

En el Atlántico, la tormenta tropical José volvió a fortalecerse y se convirtió en huracán de categoría 1.

El meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 120 kph (75 mph) y estaba ubicado a unos mil 025 kilómetros (640 millas) al sur-sureste de Cape Hatteras, en Carolina del Norte, informó el centro de huracanes.

Por otro lado, otra depresión tropical se formó lejos en el Atlántico y se espera que se transforme en tormenta tropical el viernes o el sábado.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299