Hoy en día las marcas basan cada vez más sus actividades en la comunicación, una de las áreas que ha cobrado mayor importancia gracias a la codificación gráfica y a la narrativa con que estas marcas logran mayor comunicación con el consumidor.

El diseño es sin lugar a dudas un elemento clave en estas tareas, en que cada día se van determinando las pautas, a través de las cuales se logra integrar al consumidor en la interacción que se busca con campañas publicitarias, estrategias de marketing orientadas a ventas, branding; lanzamiento de un producto o un packaging que logran destacar de la competencia.

Un libro que nos ayuda a entender el papel crítico que juega el diseño en marketing es The Pocket Universal Principles of Design: 150 Essential Tools for Architects, Artists, Designers, Developers, Engineers, Inventors, and Makers.

Dentro de este texto escrito por William Lidwell, el autor nos guía a través de una compleja lista de principios universales del diseño, a través de los cuales se logra identificar conceptos y prácticas, mediante los cuales un diseñador logra desarrollar resultados sin importar si se trata del diseño de un sitio web, una campaña publicitaria, la exhibición en un museo, un videojuego o un sistema de controles.

La tabla de contenidos es muy completa, ya que enlista 150 temas entre los que aborda el uso de efectos como el Zeigarnik, blanco, amarillo; la resonancia visuospatial, la simetría, la estimulación supernormal, el storytelling, la similitud, reciprocidad, el prototipo, así como la representación de iconos.

Este tipo de obras se convierten en importantes acompañantes para los diseñadores, ya que cuentan con una serie de recursos a través de los cuales se puede entender de mejor forma la ejecución del diseño, a través del cual hoy en día las marcas han conformado todo tipo de recursos con los que interactúan con el consumidor, en un momento en que los elementos visuales y las narrativas definen el éxito de la estrategia de comunicación de una marca.