La era digital trajo consigo infinidad de cambios y el terreno laboral no quedo exento de esta evolución. El nacimiento de profesiones digitales vino acompañado de un nuevo entendimiento de las estructuras laborales, situación que tiene muchos pros, pero también muchas contras.

Estos nuevos puestos de trabajo demandan mayores exigencias en términos de especialización, conocimientos, habilidades y competencias, que no siempre son fáciles de cubrir y que dejan un claro una evidente carencia de talento. La automatización así como la adopción de algoritmos y sistemas inteligentes se ha convertido en la salida evidente para el grueso de las empresas.

Las dos caras de la moneda

Según proyecciones de Gartner, durante los siguientes dos años el 45 por ciento de las compañías de más rápido crecimiento tendrán más máquina inteligentes que empleados, mientras que en 2020 los robots o bots inteligentes facilitarán el 40 por ciento de las interacciones móviles.

De hecho, el informe The future o employment, elaborado por la Universidad de Oxford, revela que el 47 por ciento del empleo total se encuentra en riesgo de ser automatizado, mientras que como consecuencia de la digitalización se espera que, para 2020, 7 millones de empleo habrán desaparecido, según cifras de la investigación del Foro Económico Mundial.

No obstante, lo cierto es que estas nuevas profesiones digitales también ofrecen compensaciones elevadas para aquellos que logran dominar el nuevo terreno.

De acuerdo con el análisis Nuevas Profesiones Digitales 2019 elaborado por el Instituto Superior de Desarrollo de Internet (ISDI), los perfiles digitales con un alto grado de especialización que ahora demandan las empresas alcanzan ingresos 20 por ciento superiores a la media y en algunos casos más.

Los más demandados y con mejor paga

Aunque esto es una realidad, lo cierto es que es que este beneficio parece quedar sólo entre algunos cuantos profesionales ante la gran brecha que existe entre la oferta académica y las demandas del mercado laboral.

Un dato ilustra el panorama. Datos del Instituto Politécnico Nacional aseguran que 75 por ciento de las profesiones del futuro aún no existen; 3 de cada 4 carreras que se estudian en el nivel superior pueden quedar desfasadas en cuestión de años, y 50 por ciento de los empleadores en México tienen problemas para encontrar talento en tiempo y forma.

Esta debilidad debe ser tenida de manera inmediata por las instancias correspondientes si reconocemos la velocidad y lo que implica en términos económicos la era digital en el mercado mexicano.

A decir de datos entregados por el ISDI, el impacto de la economía digital en México equivale al 5 por ciento del PIB. El país podría perder hasta 500 mil millones de dólares en 10 años si las personas en edad laboral no adquieren las nuevas competencias que el mercado demanda.

En este sentido, vale la pena conocer cuáles son las profesiones digitales con mayor demanda y mejor pagadas en el país:

  • Chief Digital Officer: Ingresos de entre 3 millones y 15 mil pesos anuales
  • Chief Marketing Officer y Big Data Project Manager: Ingresos entre 1 millón 500 mil y  2 millones 153 mil pesos anuales.
  • Specialist & Virtual Reality Officer y Científicos de Datos: Ingresos entre 861 mil 200 y 3 millones 500 mil pesos anuales
  • Architecture Manager de Salesforce: Ingresos entre 753 mil pesos y hasta 1 millón 500 mil anuales.