Estados Unidos toma postura histórica en la ONU sobre el embargo a Cuba

Estados Unidos hizo historia este miércoles al abstenerse de votar la resolución que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) interpuso para detener el embargo comercial que ese mismo país impuso a Cuba.

La unión americana había votado consistentemente contra la resolución, de carácter no vinculante, durante los últimos 24 años. En 2015, 191 países votaron a favor de levantar el embargo, sólo Estados Unidos e Israel se declararon en contra.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, sostuvo que su país iba a abstenerse y reiteró la voluntad de cambiar las relaciones entre Washington y La Habana. Además, manifestó las preocupaciones de la Casa Blanca respecto a la situación de los derechos humanos en la isla.

Barack Obama restableció las relaciones diplomáticas con Cuba en 2015 y ha manifestado en sus discursos que quiere poner fin al embargo comercial contra la isla. Sin embargo, las leyes estadounidenses indican que esta medida sólo puede ser suspendida por el Congreso, el cual mantiene mayoría del Partido Republicano y se oponen a dicha suspensión.

Empresas estadounidenses, mexicanas, brasileñas y españolas han manifestado mayor interés en invertir en Cuba, un país en el que el turismo es la base de su PIB.

En 2015, el gobierno de Raúl Castro reformó la Ley de Inversión Extranjera y ahora las firmas foráneas pueden tener control total de sus operaciones en Cuba sin intervención del Estado en su administración, sólo para la contratación de personal y la selección de la ubicación.

Los cambios en la en Cuba son cada vez más visibles y los mercadólogos que quieran conocer los detalles de una sociedad que está a punto de transformarse tienen sólo unos meses para visitar la isla, porque no sería sorpresa que en un futuro cercano marcas como Mc Donald’s, Burger King o Carl’s Jr. hagan presencia en ese país.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299