x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Esta es la oportunidad que las noticias falsas abren para las marcas

Sólo el 36 por ciento de los menores de 50 años consideran que los medios masivos informan de manera completa, imparcial y exacta.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
fake news

[g1_row]

[g1_1of1]

El impacto que las noticias falsas tuvieron en la última elección residencial de Estados Unidos puso en relieve uno de los fenómenos más dañinos para el marketing digital y su verdadero impacto no sólo en términos de métricas, sino también en su influencia cuando de crear percepciones y expectativas se trata.

Cifras publicadas luego de la elección dan cuenta de la gravedad del problema. Según el Per Research Center 44 por ciento de los adultos en Estados Unidos aseguraron que consultaron información sobre las campañas políticas a través de redes sociales, para acceder a contenido que le permitirá  tomar una mejor decisión al momento de emitir su voto, pero el dato se hace alarmante cuando se comprende que 38 por ciento de los contenidos compartidos en la plataforma sobre temas conservadores —léase republicanos— eran “falsos o inexactos” y 19 por ciento de los liberales — o demócratas— tenían la misma característica según lo reportó la unidad de investigación de BuzzFeed News.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of3]

Porcentaje de inversión en medios digitales

Cifras correspondientes a 2016 para el mercado mexicano

[g1_numbers start=”0″ stop=”46″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″]

Menos de 15 mil pesos

[/g1_numbers]

[g1_numbers start=”0″ stop=”23″ size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″ suffix=”%”]

De 15 mil a 30 mil pesos

[/g1_numbers]

[g1_numbers start=”0″ stop=”17″ size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″ suffix=”%”]

Más de 50 mil pesos

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[g1_2of3]

Durante los tres meses previos a las elecciones, la cantidad de noticias falsas en Facebook creció de manera exponencial registrando tasas de participación de la audiencia más elevadas que el contenido generado por medios que gozan de veracidad.

De hecho, la misma fuente indica que las 20 noticias de mejor desempeño de sitios falsos y blogs hiperpartidarios generaron 8 millones 711 mil acciones de los usuarios en Facebook, mientras que en el mismo periodo las 20 noticias de mejor desempeño de 19 sitios de noticias reconocidos alcanzaron 7 millones 367 mil 000 interacciones a través de la misma red social.

Estos números hablan sobre el entorno caracterizado por la posverdad en el que las marcas intentan relacionarse con sus consumidores. En una columna escrita para Merca2.0, Paco Santamaría, fundador de InTrend, refiere que “muchas noticias falsas generan poderosos motores de audiencia en la vida digital de muchos nuevos lectores y no sólo este tipo de información y contenido tiene gran audiencia y cada segundo millones de lectores, también, la posverdad es capaz de influir en las decisiones y estilo de vida de muchos seres humanos, ya sea para comprar productos, desinflar marcas o votar en contra o a favor de candidatos o referéndums”.

Hablamos de un fenómeno que, en primera instancia, podría catalogarse adverso para las marcas en su afán por construir una presencia de marca fuerte y relevante en una era en la que el control de esta tarea parece no estar en sus manos.

[/g1_2of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Sin embargo, como cualquier coyuntura que parece compleja y adversa, cuando el problema se mira desde otra óptica esconde áreas de oportunidad listas para ser capitalizadas, y el panorama que dibujado por la proliferación de información falsa no es la excepción.

Estamos ante un entorno mediático en el cualquier información o contenido estará en tela de juicio. El consumidor buscará con mayo ansia y de manera mucho más incisiva fuentes de información que aclaren su panorama para tomar decisiones mucho más acertadas o favorables a sus intereses. Cuando la tendencia se monta en el escenario del consumo, veremos a consumidores que dudarán incluso de las reviews, opciones sobre productos y servicios que aunque todavía poseen un gran poder de influencia, irán perdiendo terreno ante la desconfianza de las audiencias.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

La incredulidad será factor en las decisiones de consumo. Basta con reconocer que, de acuerdo con una encuesta realizada por Gallup, sólo el 36 por ciento de los menores de 50 años consideran que los medios masivos informan de manera completa, imparcial y exacta.

Aún cuando las marcas no quedan fuera de este juego, lo cierto es que a los ojos del consumidor son dignas de confianza y esta posición, de ser capitalizada de manera adecuada, les permitirá establecer los cimientos para construir conexiones más poderosas con sus públicos meta.

Las posturas del consumidor frente a las marcas luego de hechos tan relevantes como el Brexit, dan cuenta de lo anterior. Un estudio firmado por J. Walter Thompson indicaba que, tras el referéndum, el 45 por ciento de los consumidores afirmaba que esta decisión tendrá impactos negativos en su consumo, debido a la afectación en el costo de los productos y servicios que el 56 por ciento de las personas encontraba como consecuencia inmediata. Esto llevó al 71 por ciento de los británicos a declarar que las marcas jugarían un papel fundamental en educar a la población para explicar, a través de sus oferta comercial, el significado y las verdaderas implicaciones que tendría el Brexit en el futuro inmediato.

Las marcas tienen la oportunidad de ser validadoras de información y realidades. No obstante, el tema es complejo y difícil de abordar.

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

¿En quién confía el consumidor?

Datos de Edelman Trust Barometer 2016 correspondientes a Latinoamérica

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”shopping-cart” start=”0″ stop=”69″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Iniciativa privada

[/g1_numbers]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”refresh” start=”0″ stop=”63″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

ONG’s

[/g1_numbers]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”user” start=”0″ stop=”35″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Instituciones de gobierno

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Construir confianza en un entorno en el que ésta será cada vez más inexistente, exigirá a las marcas acciones más honestas, comprometidas y reales. Validar información y realidades demandará tomar posturas claras ante asuntos no siempre fáciles, en donde ser consistente y constante con lo que se dice y se hace será factor decisivo.

En esta nueva etapa, los consumidores exigirán algo más que las acciones de compromiso y responsabilidad social que ahora son un lugar común; las audiencias premiarán, confiarán y validarán a aquellas marcas alineadas con valores reales, hecho que deberá ser demostrado con acciones, y no sólo con campañas de comunicación.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

Otros artículos exclusivos para suscriptores