Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Escándalos y vicios, dos fuertes oponentes del branding personal de los deportistas

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Es importante que el deportista sepa que toda marca personal debe basarse en los valores propios que posea, tanto personales como profesionales.

La vida de un deportista en parámetros muy definidos que la hacen especialmente diferente, ya que las palabras constancia, disciplina y orden están muy involucradas a cada momento.

La incertidumbre permanente sobre un próximo destino, la rapidez de cambios generacionales en las disciplinas y la imposibilidad de predecir la longevidad en su desempeño hacen del deportista un sujeto especialmente configurado para la necesidad de un proyecto personal a medio y largo plazo.

Muchos de estos se convierten en comentaristas deportivos, entrenadores, directivos en instituciones públicas y privadas, en empresarios; sin embargo, hay casos en donde ninguna de estas actividades y el nombre y las glorias son lo único que se recuerda.

En las primeras horas de este viernes, medios alrededor del mundo reportaron la detención del futbolista inglés, Wayne Rooney, tras detectársele conduciendo en estado de ebriedad.

Rooney fue arrestado cerca de su domicilio en Cheshire, en el noroeste de Inglaterra, según informó la cadena BBC.

“El hombre fue arrestado poco más tarde de las 2 de la mañana el viernes 1 de septiembre, después de que los oficiales lo pararan a bordo de un Volkswagen Coccinelle negro”, confirmó la policía.

El delantero del Everton, de la Liga Premier de Inglaterra, fue acusado de haber superado la tasa autorizada de alcoholemia, deberá presentarse en el juzgado de Stockport el 18 de septiembre.

Poco antes, Rooney había sido visto en un bar posando para un ‘selfie’ junto al jugador de cricket Jack McIver en el pueblo de Alderley Edge, al sur de Manchester.

El tema se convirtió en una de las principales tendencias alrededor del mundo en las redes sociales y en sus primeras lecturas registró 653 mil cuentas alcanzadas y 753 mil impresiones, según mostraron cifras de TweetReach.

 

                   

El también llamado “Niño Malo” es el  mejor goleador histórico de la selección inglesa con 53 tantos en 119 partidos, Rooney anunció su retirada internacional el 23 de agosto.

En julio había dejado el Manchester United, donde jugó 13 temporadas, para regresar al Everton, el club en el que se formó y en el que saltó a la fama cuando era un prodigioso adolescente.

Tras su regreso a los Toffees, parece haber recuperado la forma, al marcar dos goles, en el triunfo ante el Stoke City en el empate ante el Manchester City, partido en el que alcanzó los 200 goles en la Liga.

La imagen pública y el deportista

El manejo de la imagen pública se ha convertido en un factor de éxito de organizaciones o figuras sobresalientes en diversos ámbitos, así como un área de oportunidad para el desarrollo de programas de las oficinas de comunicación.

Es importante aprender a resolver este tipo de crisis, ya que las mismas causas no producirán los mismos efectos ni tendrá la misma duración. La gestión de las crisis inicia con la prevención al identificar áreas débiles, percatarse de los posibles riesgos, prever respuestas favorables y la puesta en marcha de dispositivos de alerta.

Es importante que el deportista sepa que toda marca personal debe basarse en los valores propios que posea, tanto personales como profesionales, y que estén ligados a su propia identidad.

De esta manera se construye una marca personal sólida, consistente y sobre todo duradera para un deportista, siendo este el punto más importante, ya que lo que busca no es únicamente aprovechar el interés social o mediático que genera, si no prolongarlo para que le sobreviva después de su carrera profesional.

Las empresas ante una situación de indisciplina con el deportista patrocinado, normalmente toman acciones como cancelar inmediatamente el vínculo de marca con el deportista y terminan el contrato.

Públicamente se desligan del atleta, normalmente sin emitir un juicio particular; retiran la campaña publicitaria relacionada al deportista y refuerzan su postura sobre promover buenos hábitos hacia la población y darle fuerza a los valores.

Por ejemplo, Nike se muestra determinante, cuando se refiere a sus embajadores, como es el caso del boxeador filipino Manny Pacquiao, luego de que emitiera comentarios de índole homofóbico comparando a los homosexuales con “animales”. Esta acción orilló a la firma deportiva a romper su relación con el pugilista.

En 2016, la tenista María Sharapova se quedó sin el patrocinio de la marca estadounidense por dar positivo en las pruebas de dopaje en el Abierto de Australia.

En 2013, hubo dos rupturas, la del ciclista Lance Armstrong, con quien Nike rompió toda relación tras darse a conocer un escándalo de dopaje, y del velocista sudafricano Oscar Pistorius tras ser culpado por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp .

En 2007 Marion Jones, ganadora de tres medallas de oro y dos de bronce en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, confesó haber consumidos sustancias prohibidas y tuvo que cumplir una pena de seis meses de prisión. Ante esta situación la compañía de ropa deportiva le quitó su apoyo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados