Es oficial: Dodgers y Padres vienen a México

dodgers_padres_beisbol

El 59 por ciento de los aficionados prefiere acercarse a una marca relacionada con sus preferencias deportivas, eso habla del poder de sports marketing en el mundo.

Así, en México existen cientos de marcas peleando por un lugar como sponsor en las playeras o cualquier tipo de merchandising relacionado con los equipos; sin embrago, esta afición está especialmente enfocada al futbol.

Pero contrario a lo que se pueda pensar, que todas las marcas se vuelquen al futbol sólo coloca en ventaja a aquellas más arriesgadas que se enfoquen en otros deportes con una afición creciente, como el beisbol, con la premisa de que su exposición será mayor.

El beisbol constituye una de las mejores opciones para invertir en patrocinios, pues más de 5 millones de mexicanos declaran practicar el deporte con regularidad, convirtiéndose el tercer deporte más popular.

De ahí que las Grandes Ligas confirmaran que el estadio Monterrey será sede de la serie de temporada regular entre Los Angeles Dodgers y los San Diego Padres en México.

Será del 4 al 6 de mayo de 2018 que los aficionados puedan ver a estos dos equipos de primer nivel en vivo, en el regreso de la MLB a México, tras casi 20 años sin este tipo de eventos en la nación mexicana.

Se trata de dos de los equipos más populares en la nación mexicana, los primeros, tienen 38 mil 500 seguidores en su cuenta de Twitter en español, mientras los Padres, 27 mil 300 seguidores, lo que habla de su engagement con los hispanos, especialmente con los mexicanos.
La MLB ha encontrado en este encuentro una oportunidad con los consumidores, quienes, según el Economista, ven en promedio 3.3 juegos a la semana y compran al menos dos productos.
De eso se tratan las estrategias de sports marketing, de detectar la oportunidad y aprovecharla de la mejor forma.
De hecho, las ganancias esperadas en el mercado deportivo a nivel mundial este 2017, se estima que alcancen los 90 mil 900 millones de dólares, una cifra proyectada por A.T. Kearney, donde advierte de la capacidad de esta industria que ha logrado multiplicar sus ingresos cuando estos apenas alcanzaban los 46 mil 500 millones de dólares en 2005.

Nota: ¿Por qué en esta nota dice beisbol y no béisbol. Esto es porque la primera es la palabra correcta en México. La otra, con tilde, es válida en el Caribe, Centro y Sudamérica. Se debe a que las pronunciaciones son distintas.