Errores que debes evitar al distribuir contenidos

Errores que debes evitar al distribuir contenidos
  • Entre los principales beneficios que puede aportar el content marketing destaca la generación de leads. 

  • ¿Cuántas veces llegas a promover los contenidos que publicas?

  • Lee: 6 formas creativas de reciclar tu contenido.

Para experimentar los beneficios que aporta el content marketing, como los mencionados por la firma Junto, donde destaca la mejora del tráfico, la generación de leads y la amplificación del brand awareness, debes saber que el crear los materiales (contenidos) es solo la mitad del trabajo, la otra mitad está en la distribución. Gracias a la distribución adecuada es que se pueden experimentar los resultados y obtenerse el máximo provecho de este tipo de mercadotecnia, por ello, a continuación te compartimos los principales errores que se deben evitar al distribuir contenidos. Conocerlos te ayudará a mejorar los resultados.

Errores a evitar al distribuir contenidos:

  • Crear un plan después de que el contenido está terminado

Este error cometido al distribuir contenidos pasa más seguido de lo que podrá esperarse. Un equipo de contenido evita una nueva pieza al equipo encargado de la promoción y espera que la vean, coloquen, cubran, y compartan inmediatamente. Y luego cuando las cosas no resultan bien, todo el mundo termina frustrado.

Para prevenir este problema, es recomendable involucrar al equipo de RR.PP. desde el inicio para que esta forma ellos puedan ofrecer retroalimentación acerca de la idea de contenido, y tengan el tiempo suficiente para conectar con sus contactos, acordar exclusivas, preparar un plan de lanzamiento, entre otras cosas.

Bajo este primer punto también es importante recordar que diferentes tipos de contenido pueden requerir diferentes tácticas de promoción.

  • Apuntar a los canales incorrectos

Al distribuir contenidos se puede entender que la idea principal es lograr que estas piezas lleguen a las personas y sean vistas, sin embargo, para conseguir resultados es importante que los materiales lleguen a las personas correctas. La meta de la distribución es lograr que el contenido llegue a las personas que quieres que lo vean, por ello, elegir los mejores canales de distribución es crucial.

Cada una de las distintas opciones de contenido que existen está mejor adecuada para ciertos canales en particular, por ejemplo, todo el mundo sabe que Instagram es una plataforma más visual que otras como Twitter.

Enfocarse en los canales incorrectos o no optimizar el contenido para los canales, solo provocará que el conectar con la gente sea una tarea más complicada. Para prevenir este problema, siempre considerar a las personas al as que tratas de alcanzar y elige los canales más efectivos para llegar a ellos.

  • Rastrear las métricas incorrectas

Como seguramente ya sabrás, no se puede determinar el éxito si no se tiene una forma de medirlo, por eso es que las métricas son cruciales al momento de crear un plan para distribuir contenidos. el problema es que muchas marcas no rastrean ninguna métrica, lo cual provoca que no cuenten con insight; otras marcas tratan de rastrear toda métrica posible y terminan saturadas de información con la que no sabe qué hacer, y muchos más rastrean las métricas incorrectas, lo que hace difícil entender qué es lo que funciona y qué se debe descartar.

La clave para solucionar este problema es encontrar el balancee adecuado y solo enfocarse en las métricas que proveen los insights más valiosos.

  • No optimizar para SEO

Este se puede considerar otro de los errores comunes al momento de distribuir contenidos, y puede ser uno de los más frustrares. El tráfico proveniente gracias a los esfuerzos de SEO tiene un rol de gran importancia, gracias a esto es posible poner el contenido ante los ojos de las personas. No obstante, muchos no optimizan adecuadamente sus contenidos en términos de SEO.

Para solucionar este problema lo más simple es asegurarse de que, tanto el sitio web, el blog y el contenido estén siempre optimizados con palabras claves y elementos como botones para el social sharing.

  • Tratar de alcanzar a todo el mundo

Puede sonar a una buena idea el distribuir contenidos para llegar a prácticamente todo el mundo, sin embargo, este también es un error importante en el que deben evitar caer los mercadólogos. Tus contenidos deben hablar a un grupo específico de personas, dichas personas son aquellos que realmente pueden encontrarse en la necesidad de tu producto o servicio.

Si tu contenido es muy vago o la estrategia de distribución es muy amplia, el impacto que se provocará puede ser menor al esperado. Para tratar este punto y evitarlo, considera crear perfiles de personas (marketing personas) donde quede detallado con precisión a quiénes quieres alcanzar, qué es lo que le interesa a estos individuos y cómo es que consumen la información. Así podrás desarrollar mejores contenidos e identificar mejores canales de distribución.

  • Hacer complicado el acceso al contenido

Si para distribuir contenidos estás forzando a las personas a que acudan a tu sitio para ver los materiales cuando esto no es precisamente necesario, estás haciendo las cosas mal, especialmente si se trata de contenidos que fácilmente pudieron haber llegado a las redes sociales y pudieron aportar una mejor experiencia ahí.

Para tener una buena estrategia es importante facilitar el que las personas puedan acceder y compartir tu contenido, no dependas de un solo espacio para gestionar todo, por ejemplo, sube tus videos de forma nativa a Facebook en lugar de incrustarlos en tu sitio web, añade botones sociales en espacios como las newsletters que mandas, etc.

  • Promover solo una vez

Para crear contenidos se necesita mucho trabajo así que no lo desperdicies promocionando una sola vez las piezas creadas. Para distribuir contenidos de forma más adecuada considera evaluar nuevas formas para renovar o reutilizar y volver a promover el contenido, por ejemplo, puedes convertir un eBook antiguo en una infografía, o bien, puedes desarrollar una estrategia de contenido divisible para generar una gran cantidad de microcontenidos a partir de una sola pieza.

  • No construir relaciones fuertes

Al distribuir contenidos las relaciones pueden jugar un papel muy importante. Si quieres asegurar una buena colocación con influencers y medios, necesitas cultivar relaciones de trabajo buenas antes de que esto ocurra. Busca cómo mejorar y cultivar las relaciones que tienes con estos entes y mantente al tanto de lo que estos publishers están buscando para que puedas aportarlo.

  • Acabarse el presupuesto en una campaña pagada poco efectiva

Finalmente, como último de los errores al distribuir contenidos que debes evitar está el trabajar con el presupuesto de forma inadecuada.

La distribución pagada del contenido sin una es una excelente forma de aumentar el alcance del contenido, pero esto es solo si funciona buen. Lamentablemente, muchas marcas gastan en campañas pagadas sin antes realizar pruebas y ello termina consumiendo sus recursos a cambio de muy pobres resultados.

La solución más clara para este error es realizar pruebas primero antes de lanzar campañas. Con los resultados que arrojen será posible afinar las acciones para mejorar la efectividad y evitar que los recursos se desperdicien.