Lograr equidad de género en las empresas es una causa que se ha impulsado desde diferentes frentes: organizaciones sociales, activistas, atletas destacados y muchas marcas se han pronunciado, incluso gobierno. En los últimos años se han logrado avances, pero aún queda mucho por hacer.

Basta con recordar la declaratoria de la ONU de 2015, que enarbola una lista de objetivos globales para el desarrollo sostenible, entre ellos, el lograr la equidad de género y empoderar a mujeres y niñas.

Pero, para que se logren estos objetivos se requiere de la colaboración de gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, incluso por personas como tú y como yo.

Recordemos datos del informe “Panorama de la educación 2018”, de la OCDE que revelan que mientras el 50 por ciento de las mujeres entre 25 y 34 años obtienen diplomas de educación a nivel superior, sólo el 38 por ciento de los hombres lo hace.

Sin embargo, al incorporarse al mundo profesional la situación se revierte; el 80 por ciento de las tituladas trabajan, frente a 89 por ciento de sus homólogos masculinos. Más aún, estas mujeres ganan una media de 26 por ciento menos que los hombres.

PEGGY Y JOAN

Esta situación está presente en todo el mundo laboral, pero sin duda, uno en el que tiene especial repercusión es el de la publicidad. No sólo por la figura que jugó la mujer durante años -determinada por estereotipos-, sino dentro del sector mismo, en el que se requiere la presencia de más mujeres en posiciones de liderazgo y en áreas creativas.

Un ejemplo claro es lo que vimos en Mad Men, en la que Peggy Olsen y Joan Harris cambiaron radical- mente su rol en la serie. Allison Mann, líder de Investigación de Mad Men, rememora cómo es que a principios de los años 60s y los 70s, “las mujeres pasa- ron de estos papeles secretaria- les, que habían sido los papeles tradicionales, a un papel más creativo, sustanciales dentro de las empresas corporativas con más responsabilidades”.

Mann lo explica con la transformación de Peggy, quien pasó de ser la “secretaria bastante tímida de Don (Draper) y luego termina convirtiéndose en la fuerza creativa de la empresa después de 10 años”. O, en el caso de Joan, quien también tiene sus inicios “como secretaria y luego se convierte en socia de cuentas”.

Dos ejemplos de cómo es que las mujeres (con diferentes personalidades) se ganaron un lugar en una industria dominada por hombres, algo que aún existe en nuestros días.

Es como lo señala Vanessa Sánchez Vega, business Lead de J. Walter Thompson México, quien destaca que “se han dado grandes pasos. Creo que un avance importante es que desde hace algunos años existe una buena práctica de sensibilización y acción por parte de grupos especializados internos y externos que nos ayudan a manejar el tema de igualdad de género dentro de la industria publicitaria”.

DE-CONSTRUCCIÓN Y CONSTRUCCIÓN


Es un hecho que aún queda mucho trabajo por hacer, una labor que no sólo exige que las mujeres busquen empoderarse y hacer valer su lugar en cualquier tipo de industria, sino se trata de una labor en la que la sociedad entera debe participar.

Basta con recordar los resultados obtenidos por un reporte de The Geena Davis Institute on Gender in Media y J.W Thompson Nueva York, publicado en 2017, que revela que la presencia de las mujeres sigue siendo subvalorada en la publicidad.

Adriana Veytia, VP de Servicio a Clientes de Wunderman México

Al respecto, Adriana Veytia, VP de Servicio a Clientes de Wunderman México, recuerda que, si bien “afortunadamente hemos avanzado, sin embargo, el que esta pregunta siga estando vigente en pleno siglo XXI nos dice que el avance ha sido pequeño”.

Sin duda, es un síntoma que esto debe cambiar, pero sólo se logrará un avance significativo si existe sinergia en la sociedad. “Este tema es un trabajo en conjunto de hombres y mujeres. Se trata de una ‘de-construcción’ de estereotipos y ‘construcción’ de igualdad de oportunidades para todos y todas, esto debe comenzar a permear desde arriba”, subraya Sánchez Vega.

Por supuesto, no hay cambio si no hay comunión, así lo expone Maribel Vidal, presidenta del Women Leader Council para McCann World Group Latinoamérica, quien recuerda que en el caso de la industria publicitaria, el tema es es doblemente urgente e importante, por que como industria, generamos contenidos que reflejan la sociedad. Y, tenemos dos opciones: mostrarla desde el lado luminoso, como opciones inspiradoras, transformadoras… o ¡No!”.