CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva Veaam: Los pilares para mejorar el desarrollo del personal en las empresas

"La clave está en implementar tecnologías que faciliten sus labores, que les permitan continuar con los flujos de la operación desde el lugar en el que se encuentren, y mantener los estándares de privacidad y seguridad de los datos como si estuvieran trabajando desde la oficina", Jim Kruger, Director de Mercadotecnia de Veeam

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • La retención de los empleados en las empresas es más crítica que nunca.

  • Ante la situación, las organizaciones deben tomar medidas para mejorar la experiencia, cultura y desarrollo profesional de su personal.

  • Los pilares para mejorarlo son el uso de la tecnología, la digitalización y flexibilidad.

 

Con la entrada de la Covid-19, se establecieron nuevas rutinas, nuevos hábitos de consumo y disrupciones que cambiaron el mundo laboral. Una cosa es segura y es que todo el personal y las empresas tuvieron que adaptarse a la digitalización, al trabajo híbrido, remoto o seguir acudiendo a laborar con todas las medidas de seguridad para evitar contagiarse de la enfermedad. Con el cambio de paradigma, la necesidad de la optimización de la experiencia del empleado se hizo evidente debido al aumento significativo en su deserción.

Datos de la encuesta EY 2021 Work Reimagined Employee Survey aseguran que, el bienestar y la satisfacción de los empleados son primordiales en las organizaciones debido a que “la mayoría de los empleados están dispuestos a dejar su trabajo actual si no se les ofrece la flexibilidad que desean, y los millenials son dos veces más propensos a renunciar que los baby boomers”.

 

Al respecto de la optimización de la experiencia del trabajador, Jim Kruger, Director de Mercadotecnia de Veeam dice en entrevista exclusiva con Merca 2.0 que, “nos encontramos desde hace algunos años en una era enfocada en optimizar la experiencia del empleado, de manera que las condiciones que trajo el Covid no vinieron más que a incrementar la necesidad de las organizaciones de trabajar en la implementación de políticas y practicas tecnológicas encaminadas justamente a optimizar su experiencia, cultura y desarrollo profesional”.

Jim Kruger, Director de Mercadotecnia de Veeam

En ese sentido, las empresas se enfrentan a la necesidad de satisfacer las necesidades y demandas de sus empleados sin perder de vista los objetivos del negocio, y así, evitar perdidas. El regreso a la “nueva normalidad” será todo menos normal, pues los avances que las empresas han logrado posicionan al centro al ser humano en el que planean aprovechar el potencial de la tecnología.

Con ese nuevo enfoque, el 48 por ciento de los empleados piensa que la cultura empresarial ha cambiado y mejorado desde el inicio de la pandemia, indican datos de EY 2021 Work Reimagined Employee Survey.

“En este 2022, las organizaciones que realmente piensen y tomen medidas para mejorar la experiencia, cultura y desarrollo de su personal, y que trabajen para garantizar que existan paquetes de compensación competitivos, verán el ROI con una fuerza laboral mucho más productiva y motivada”, puntualiza Jim Kruger.

Los pilares para mejorar el desarrollo del personal en las empresas

Para el Director de Mercadotecnia de Veeam, la tecnología es un pilar para incentivar la permanencia de los empleados y es esencial para mejorar la ventaja competitiva y asegurar la supervivencia de la empresa.

La tecnología en las empresas es capaz de dar acceso a nuevas o novedosas formas de comunicación; hacen más accesible el área educativa teniendo más influencia y haciéndola más dinámica; descongestionan los costos económicos; facilitan la creación de nuevos puestos de trabajo. También, “aumentará la importancia que se le da a los canales digitales de marketing y ventas en las empresas y fomentará el teletrabajo y consumo de productos tecnológicos”, dice el texto “La adaptación de las empresas a la realidad Covid: una revisión sistemática”.

Según Jim Kruger, la clave del uso de la tecnología es poder dotar al personal de innovaciones tecnológicas que aumenten su productividad y les inviten a quedarse, y dar continuidad al negocio donde sea que estén, “sea en las nubes, en las infraestructuras físicas de las empresas o migrando de un lado a otro”.

No obstante, el uso de la tecnología para retener a empleados es una premisa que no aplica para todas las empresas, el artículo “¿Cuántos trabajos se pueden hacer desde casa? De Dingel y Neimanon reveló que la proporción promedio de trabajos teletrabajables en América Latina y el Caribe es del 20 por ciento; y comparado con Estados Unidos la diferencia es superior por más de la mitad, con 41 por ciento de los empleos que se pueden realizar a distancia, tomando en cuenta a los trabajadores que usan correo electrónico, trabajan al aire libre y usan equipos tecnológicos especializados.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), los trabajadores de bajos ingresos tienen menos posibilidades de trabajar desde casa, es decir, requieren contacto cercano con otros.

Por ello, el uso de modelos a distancia o híbridos no garantizan el éxito de las empresas –o no de todas las empresas de la región–; sin embargo, la flexibilidad puede brindar grandes resultados, así como la digitalización.

“Estamos en un mundo altamente globalizado, que se mantiene despierto las 24 horas de cada día, todos los días. La inflexibilidad de operar bajo horarios y espacios de trabajo determinados no ayuda a que una empresa pueda entregar los resultados y la experiencia que los clientes demandan”, puntualiza Jim Kruger.

 

La flexibilidad juega un rol prioritario en las empresas

La situación de confinamiento trajo la aceleración de procesos digitales, nuevas herramientas de trabajo y flexibilidad; la última consiste en brindar a los colaboradores la oportunidad de tomar decisiones sobre cuándo, dónde y durante tiempo se dedican a las tareas relacionadas con el trabajo.

Según LinkedIn, la postura de los trabajadores fue querer más flexibilidad sobre cuándo y dónde trabajar en un 59 por ciento.

También datos brindados por Deloitte dicen que, el 66 por ciento de los millenials opina que la flexibilidad tiene un impacto sobre el bienestar, salud y felicidad; y el 65 por ciento cree que mejora su balance entre vida personal y profesional.

En cuanto a productividad, los 67 por ciento de los millenials con flexibilidad laboral sienten que tienen un impacto productivo; y el 65 por ciento dice que aumenta el compromiso con su trabajo.

“La flexibilidad juega hoy en día un rol prioritario en los negocios. Ante una dinámica tan cambiante y desafiante como la actual, es un ingrediente no sólo deseable, sino prioritario, pues las organizaciones sin la flexibilidad necesaria para adaptarse a los cambios rápidamente y ser capaces de afrontar condiciones hostiles para su supervivencia, están en gran desventaja”, asevera el Director de Mercadotecnia de Veeam.

Ver más:

Otros artículos exclusivos para suscriptores