CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva Mitsubishi: Crece pese a escasez de chips

"Llevamos cuatro meses de crecimiento sostenido, incluso en el mes de septiembre cerramos con un 122 por ciento más de ventas versus el año pasado y, somos la cuarta marca que más ha crecido en el país", Paulina Velázquez, Subdirectora de MKT y RP de Mitsubishi Motors de México

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Las importaciones de semiconductores al mercado mexicano crecieron un 9.3 por ciento
  • Pese a escasez de semiconductores, marcas como Mitsubishi, Toyota y Seat han tenido un crecimiento exponencial
  • Mitsubishi es la marca que más ha crecido en el país con un repunte del 122 por ciento, parte de su éxito se debe a las estrategias de su casa matriz que se encuentra en Japón, la cual ha garantizado un surtimiento ágil de microchips

 

Como consecuencia de la pandemia ocasionada por Covid-19, la rápida digitalización y consumo de tecnología, las plantas productoras de semiconductores no pudieron abastecer la fuerte oferta de los mismos, por lo que se propició una reducción en la producción de la industria automotriz, por ende, una reducción de la exportación hacia Estados Unidos. Hasta el día de hoy, la Secretaría de Economía anunció que las importaciones de semiconductores al mercado mexicano subieron 9.3 por ciento, en comparación con el mismo periodo del 2020. Año en el cual hubo un ingreso del 20.1 mil millones de dólares. Paulina Velázquez, Subdirectora de MKT y RP de Mitsubishi Motors de México, dice que la escasez de chips ha afectado a todo tipo de industrias, pues “cualquier componente de un sistema electrónico requiere de un chip que está hecho de silicio”.

 

 

Panorama de escasez chips en México durante el 2021

Antes y durante el confinamiento se acrecentó la demanda de teléfonos inteligentes del mundo, de  computadoras personales, de  televisores inteligentes, de  refrigeradores, de componentes de aviones, entre otros. Esto, ha propiciado que las productoras de microchips no den abasto a todas las industrias.

Datos de la Secretaría de Economía señalan que, las importaciones mexicanas de semiconductores escalaron desde 14,847 millones de dólares en 2011 hasta llegar a un máximo de 24,666 millones en 2019.

Con la entrada de la pandemia en marzo de 2020 y con el detenimiento de la producción de automóviles, la industria se vio gravemente afectada, teniendo un retroceso hacia 20,083 millones de dólares. “La industria automotriz bajo en ventas en nuestro país más del 30 por ciento”, comenta la Subdirectora de Marketing en entrevista exclusiva con Merca 2.0.

Durante lo que va de este año, los países que más han importado microchips a México son: Malasia produciendo 4,418 millones de dólares, China con 2,364 millones, Taiwán con 1,643 millones, Vietnam con 881 millones, Estados Unidos con 856 millones, Corea del Sur con 79 millones y Japón con 50 millones.

Velazquez explica a Merca 2.0 la importancia de los microchips en la producción de los automóviles y el origen de las plantas que abastecen a la marca de Mitsubishi Motors:

“Un coche tiene cerca de 100 microchips. Entonces, ser capaces de mantener las plantas de producción que tenemos en Japón, en Indonesia, en Tailandia trabajando para poder garantizar el surtimiento a nivel global si ha sido un reto pero lo hemos logrado bien. Al estar estas fuentes de producción en oriente, que es donde más se producen los chips, podemos tener acceso a recibirlos de forma un poquito más ágil y poder continuar con los procesos de producción y garantizar el surtimiento a los países. Sobre todo países como nosotros que estamos en Latinoamérica, que estamos geográficamente distantes de las plantas hemos logrado que si nos surtan, pero al igual que las demás marcas si hemos sufrido un poquito de desabasto de inventarios”.

 

El ranking de crecimiento de marcas de la industria

Hasta septiembre de 2021, el promedio de crecimiento de la industria automotriz ha sido del 14.1 por ciento. Marcas como Mitsubishi (+122 por ciento), Toyota (+55.6 por ciento) y Seat (+41.3 por ciento) han tenido un crecimiento exponencial y se recuperan a paso acelerado en la industria automotriz. Por su parte, marcas como BMW, Nissan y Renault recuperan ventas a la par.

En contraste, solo hay seis marcas que reportan un decrecimiento: Lincoln, ha tenido una caída del 16.3 por ciento respecto a los primeros 9 meses de 2020, Infiniti ha ido a la baja con 13.6 por ciento y Mercedes-Benz con -8.9 por ciento. Por su parte General Motors y Honda tuvieron una desaceleración aproximadamente del 6 por ciento.

Uno de los crecimientos más fuertes en la industria automotriz dentro del país ha sido el de Mitsubishi, al respecto la Subdirectora de MKT y RP de Mitsubishi Motors de México explica que pese a las bajas, la marca tiene una recuperación muy notable:

“Llevamos cuatro meses de crecimiento sostenido, incluso en el mes de septiembre cerramos con un 122 por ciento más de ventas versus el año pasado y, somos la cuarta marca que más ha crecido en el país, a pesar de tener este tema igual que todas las demás industrias, de un desabasto. Pero bueno, la marca se ha ido reforzando hemos establecido estrategias de mercadotecnia para darle una nueva visibilidad a la marca”.

“Mitsubishi Motors de México tuvo un gran cierre de ventas durante el mes de septiembre, reportando un Market Share de 2.4%; el más alto desde 2005, así como un crecimiento de +52% respecto a agosto 2021 y +46% en ventas totales de enero a septiembre vs 2020″, aseguran datos brindados a Merca 2.0. 

Según Velazquez señala que la situación del desabasto para la marca se ha visto en una posición segura gracias a su casa matriz que está en Japón y ha garantizado el surtimiento ágil dentro de lo posible para las plantas que están en Asia. Asimismo, la rápida solución geográfica que ha dado su matriz, ha permitido garantizar el surtimiento a todos los países.

Para otras marcas automotrices que no han tenido de tener una casa matriz que garantice su producción, una gran solución será que se cierre el impulso de inversiones entre México con Estados Unidos para coproducir semiconductores en torno al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), anunciado el mes de septiembre pasado. 

 

Ver más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores